IGP: ¿qué lecciones nos dejan los recientes derrumbes en Lima?

0
57

Los recientes derrumbes en Chorrillos y Puente Piedra producidos no por un temblor sino por la mala construcción o la falta de un suelo firme ofrecen un panorama claro de cómo están las zonas más vulnerables en Lima y qué podría pasar frente a un fuerte sacudimiento de la tierra debido a sismo de magnitud.

Así lo indicó el ingeniero Hernando Tavera, jefe del Instituto Geofísico del Perú (IGP), al comentar que ambos derrumbes dejan para todos una serie de lecciones sobre dónde construir las viviendas, con qué materiales y bajo la asesoría de quiénes.

Producto de la inestabilidad del suelo, una vivienda de concreto construida en la pendiente alta de un cerro en Chorrillos se desplomó el pasado miércoles afectando también a otras casas vecinas que deberán ser deshabitadas debido al riesgo, mientras que en Puente Piedra el derrumbe de un muro de contención aparentemente mal construido dejó en escombros a una vivienda de madera.

Tavera indicó que estos hechos permiten, una vez más, evaluar la situación de los suelos y ser conscientes de que hay otras zonas de Lima o en el resto del país en igual o peor condición, lo cual las hace altamente vulnerables ante un movimiento sísmico o deslizamiento de tierra.

Lamentó que, en la mayoría de los casos, las viviendas sean levantadas con pocos materiales de construcción o con insumos inadecuados, sin la supervisión de ingenieros expertos en el tema ni el cumplimiento de lo señalado en la Ley de Regulación de Habilitaciones Urbanas.

Es importante que las autoridades respectivas realicen un estudio detallado en cada distrito para identificar no solo estas zonas con suelos inestables sino también para detectar la calidad de las construcciones, añadió en diálogo con la agencia Andina.

Recordó que el sismo del 2007 ocurrido en Pisco y el de Sullana este año son claros ejemplos de la necesidad de que la población seleccione un suelo firme para la construcción de su vivienda, de modo que no se vea afectada a futuro por un eventual terremoto.

Esto no es solo un problema de las autoridades sino de la misma población que no ha sabido escoger los suelos más adecuados para levantar sus viviendas. Si hacemos una mirada rápida hacia la zona de los cerros de Lima, veremos que estas casas serían las más afectadas ante un eventual sismo”, aseguró. 

Por estas razones, Tavera recomendó a toda la población construir sus casas sobre suelos duros, rocosos y compactos porque, dijo, reducen el riesgo de que colapsen ante un evento telúrico. «Lamentablemente, muchas de las edificaciones en Lima se encuentran en zonas de arena o cerca a los rellenos sanitarios que, frente a un sismo, suelen perder su consistencia».

Construcción en cerros

Por su parte, el ingeniero de proyectos David Durand advirtió que el 70% de las construcciones en el país son informales, incumplen los parámetros sísmicos y no tienen un sistema estructural definido por un profesional.

Recomendó a quienes están a punto de construir una vivienda en la falda de los cerros utilizar material liviano, por ejemplo estructuras metálicas, a fin de evitar una sobrecarga del peso de la edificación, algo que ocurrió en el derrumbe de Chorrillos.

El concreto y la albañilería, si bien son seguros, son muy pesados y no es recomendable para zonas de alta pendiente como los cerros. Por eso, se recomienda utilizar estructuras metálicas que son más livianas, dúctiles y no se desprenden con facilidad”, precisó. 

Finalmente, el ingeniero hizo un llamado a la población a que busque profesionales competentes para la construcción de su vivienda porque, de esta manera, soportará eventuales movimientos sísmicos que ocurren cada cierto tiempo en nuestro país.