Gustavo Petro asegura que Colombia no enviará armas rusas a Ucrania a pesar de la petición de Estados Unidos

0
47

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, aseguró este martes durante la Cumbre del Celac que prefiere que las armas rusas antiguas que ha adquirido su país queden como «chatarra» en su tierra antes que dárselas a Ucrania.

Petro reconoció que la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, pidió a su gobierno que entregue el armamento adquirido a Rusia, para así ayudar al ejército ucraniano en el contexto de la guerra en ese país.

«Dije que nuestra Constitución tiene como orden en el terreno internacional la paz. Quedará como chatarra en Colombia, pero no entregaremos armas rusas», dijo Petro en una rueda de prensa celebrada en el marco de la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), desarrollada hoy en la capital argentina.

«En años pasados Colombia compró material de guerra ruso, helicópteros, etcétera. Para sus propios fines al interior del país, ese material está ahí, tiene problemas de sostenimiento porque la asistencia ahora es imposible para cambiar partes», añadió el presidente colombiano.

Así, el mandatario ha insistido en que su gabinete está preocupado por este conflicto, por lo que instará al Tribunal Penal Internacional (TPI) a elevar la agresión a delito internacional. «No estamos con ninguno, estamos con la paz, por eso ningún arma será usada en esa guerra», ha zanjado.

Cancillería protesta contra Petro

Por otro lado, el Ministerio de Relaciones Exteriores entregó este lunes una nota a la Embajada de Colombia con la enérgica protesta de Perú por el nuevo acto de injerencia del presidente Gustavo Petro en temas de la política interna.

A través de la cuenta de Twitter de Cancillería, se mencionó que la conducta del mandatario colombiano no es consistente con las normas del derecho internacional.

El último sábado, el presidente Gustavo Petro cuestionó el operativo policial en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde se detuvo a 193 personas, de las cuales 192 ya fueron liberadas. Entonces el mandatario colombiano señaló que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) debía ser citado para examinar la situación en nuestro país.

Poco después, el jefe del Gabinete Ministerial, Alberto Otárola, respondió al presidente de Colombia y le dijo que se ocupara de los asuntos de su país y que el Consejo Permanente de la OEA bien podría “examinar masacres ocurridas durante su gobierno”.

(Con información de EFE y Europa Press)