Gran ofensiva de Rusia contra Mariúpol deja a Ucrania sin municiones

0
23

Las tropas de Rusia continuaron ayer con su ofensiva en Mariúpol, donde las autoridades han denunciado el uso de un agente químico y las fuerzas de Ucrania están cada vez más desesperadas, porque se están quedando sin municiones.

“Es probable que en el futuro el enemigo intente tomar el control de la ciudad de Mariúpol, capturar Popasna en la región de Lugansk y lanzar una ofensiva en dirección a Kurajovo”, en Donetsk, señaló el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania al cumplirse el día 48 de la invasión rusa.

Según el Instituto de Estudios para la Guerra (ISW), con sede en EEUU, los rusos han dividido en dos la posición de las tropas ucranianas en la ciudad: un grupo está pertrechado en la acería de Azovstal, en el este, y otro en el puerto, en el suroeste.

Los separatistas porrusos de Donetsk aseguraron el lunes primero que habían tomado el 80 % del puerto de Mariúpol y después que estaba bajo su “control total”, una información que no se ha podido verificar de manera independiente.

El bloqueo es tal que en una inusual crítica la 36a Brigada de Infantería de Marina afirmó que se acerca probablemente la última batalla en la devastada ciudad, ya que “se nos acaban las municiones” y entonces solo queda “el combate cuerpo a cuerpo”.

La región de Járkov, una de las más castigadas en el este del país por las hostilidades de la campaña militar rusa, ha sido bombardeada en 66 ocasiones en las últimas 24 horas en unos ataques que han causado al menos 11 muertos y 14 heridos. Así lo anunció el jefe de la Administración Militar Regional, Oleg Siniegubov, en su cuenta de Telegram.

A su turno, el presidente Joe Biden se ha referido ayer por primera vez a la invasión rusa en Ucrania como un “genocidio”. En su intervención en Iowa en un acto sobre las medidas que está tomando su administración para frenar el aumento del coste del combustible a causa de la guerra, Biden calificó el conflicto de “genocidio”.