Gabinete Torres arrastra cuota de Perú Libre con investigados por corrupción

0
23

El gabinete del premier Aníbal Torres mantiene a la facción de Perú Libre en la PCM con nuevos ministros que son investigados por la fiscalía anticorrupción.

Por Alvaro Meneses

A seis meses de asumir la presidencia, Pedro Castillo ha tenido que renovar su gabinete por cuarta vez con el flamante premier Aníbal Torres a la cabeza, compuesto por 15 hombres y 3 mujeres, y con cambios sólo en 7 ministerios. El gabinete de Torres, en resumen, arrastra la cuota de Perú Libre con investigaciones fiscales por corrupción y mantiene a ministros del “Gabinete Valer” con denuncias por violencia familiar. 

El cambio más llamativo del gabinete del premier Aníbal Torres gira en torno al Ministerio de Salud. El extitular de dicho sector, Hernando Cevallos, fue reemplazado por el médico y militante de Perú Libre, Hernán Condori Machado, exdirector de la Red de Salud de Chanchamayo durante el periodo en el que Vladimir Cerrón era gobernador regional de Junín. Condori, además, es investigado por los presuntos delitos de cobros indebidos y negociación incompatible. 

Ministro de Salud, Hernán Condori Machado.

En junio de 2019, la Fiscalía Provincial Corporativa Transitoria Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de La Merced formalizó la investigación preparatoria contra Condori, por presuntamente haber cobrado entre S/10 a S/20 por el derecho de trámite documentario en el proceso de contratación de personal médico para el Hospital Julio César Demarini Caro, el más importante de la provincia de Chanchamayo. 

Hernán Condori, a su vez, tiene antecedentes de promocionar la pseudociencia. Durante los meses más álgidos de la pandemia, Condori promocionó el ClusterX2, un producto de la empresa NHT Global que no cuenta con evaluación de la FDA y que no cura ni previene ninguna enfermedad. Condori también promovió el consumo de la ivermectina contra el covid-19, pese a que no hay evidencia científica hasta la fecha que pruebe su eficacia para tratar la enfermedad. 

Otro cambio forma parte de la cuota de Perú Libre fue la designación al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego de Oscar Zea Choquechambi, también militante del partido de Vladimir Cerrón. En su caso, la Fiscalía Anticorrupción lo investiga por el presunto delito de peculado en agravio de la Municipalidad Provincial de Huancané, en Puno. La Procuraduría Anticorrupción, además, ha pedido el pago de S/50 mil de reparación civil. 

Ministro de Desarrollo Agrario y Riego, Oscar Zea Choquechambi.

A estos cambios se suman las designaciones de Angel Ydelfonso Narro al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Carlos Palacios Pérez a la cartera de Energía y MInas, Diana Miloslavich Tupac al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables y Modesto Montoya Zavaleta a Ambiente. Estos cuatro nuevos ministros, cabe precisar, son ajenos al partido Perú Libre y no recae sobre ellos, hasta el momento, denuncias por corrupción u otros cuestionamientos. 

PERMANENCIAS CUESTIONABLES

El gabinete de Aníbal Torres también ha mantenido a once ministros designados por su antecesor Héctor Valer, quien renunció tras conocerse las denuncias de su difunta esposa e hija en su contra por violencia familiar. Uno de ellos es José Luis Gavidia Arrascue, el ministro de Defensa que en 2021 fue denunciado por violencia familiar ante la Policía Nacional. Gavidia, además, calificó como un “tema personal” las denuncias contra Valer. 

Ministro de Defensa, José Luis Gavidia Arrascue.

Otro ministro que se ha mantenido pese a tener denuncias por violencia familiar es Juan Francisco Silva Villegas, del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Silva, cabe recordar, fue denunciado en 2011 ante la PNP por agredir a su expareja con jalones de cabello, empujones contra la pared y “continuas agresiones psicológicas”, según el acta policial. 

Ministro de Transportes y Comunicaciones, Juan Francisco Silva Villegas.

El ministro del Interior, Alfonso Chávarry, también se mantiene en el gabinete de Aníbal Torres, pese a que fue denunciado por abuso de autoridad y que su designación generó la renuncia de la expremier Mirtha Vásquez. Alejandro Salas, titular del Ministerio de Cultura, también se queda en el cargo, pese a que no cuenta con experiencia en el sector y se recordó sus comentarios racistas y xenófobos en redes sociales. 

Los otros once ministros que ha mantenido Aníbal Torres en sus cargos son Rosendo Serna Román (Minedu), Bettsy Chávez (MTPE), Jorge Luis Prado Palomino (Produce), Roberto Sánchez (Mincetur), César Landa (Relaciones Exteriores), Oscar Graham (MEF), Dina Boluarte (Midis) y Geiner Alvarado López (Vivienda).