Francisco Sagasti sobre una nueva cuarentena: «Por razones económicas no es posible»

0
149

El presidente Francisco Sagasti indicó que un nuevo confinamiento no se dará en el país tanto por razones económicas como epidemiológicas.

El presidente Francisco Sagasti afirmó este martes que en el país «no es posible» ordenar un nuevo confinamiento ante el embate de la segunda ola de la pandemia de la COVID-19, tanto por razonas económicas como epidemiológicas.

«Por razones económicas no es posible, pero tampoco por razones epidemiológicas tiene un impacto tan grande como se imagina alguna gente», señaló el mandatario durante una visita de trabajo a la ciudad de Pucallpa, en la región amazónica de Ucayali, a donde llegó con un lote de vacunas del laboratorio AstraZeneca.

El mandatario recordó que «en todo el mundo en este momento se está viviendo una nueva ola de contagios, una nueva ola de hospitalizaciones, una nueva ola de fallecidos» y dijo que esa situación se presenta incluso «en países que eran considerados antes como el ejemplo, como Uruguay o como Chile«.

Mientras el Perú ya reporta 1,7 millones de infectados y más de 57 500 decesos por la pandemia, Francisco Sagasti defendió que las autoridades están haciendo «todo lo posible… para evitar la propagación de este virus y para evitar mayores contagios».

Acotó que las medidas se toman a partir de evaluar constantemente la situación en cada provincia y siempre sopesando «eso con el impacto económico, el impacto incluso psicológico que eso tiene en las personas».

«No creo que sea justo indicar de que las medidas no están teniendo éxito, lo que sucede es que si no las hubiéramos tomado, como vemos en otros países, como Brasil por ejemplo, o en la India, la situación hubiera sido muchísimo peor», remarcó en referencia a las críticas que recibe su gestión ante el incremento de contagios y fallecidos por la pandemia.

NO ES UN «CONCURSO DE POPULARIDAD»

Francisco Sagasti también afirmó que su gobierno no está «en un concurso de popularidad», al comentar un sondeo privado de opinión que indicó que solo cuenta con un 24 % de aprobación ciudadana.

«Nosotros estamos gobernando para la ciudadanía en general, y si bien las encuestas son siempre una señal valiosa, no estamos preocupados, no estamos en un concurso de popularidad ni de aprobación», enfatizó.

Agregó que su régimen está preocupado «por trabajar en serio, muchas veces en silencio, porque a veces no hay cosas que decir, porque no se han concretado todavía».