Evo Morales no logra controlar huelga que deja indefensa a Bolivia

0
162

La Paz (DPA). El gobierno de Evo Morales no logra controlar hoy una huelga policial que dura ya cinco días y que dejó indefensa a Bolivia, después de que los sublevados tomaran control de la Plaza Murillo, donde está el Palacio Quemado y la sede del Congreso Nacional.

Los policías de baja graduación rechazaron un convenio suscrito el domingo sobre mejoras salariales que no modificó el sueldo básico, sino solo mejoras en dos bonos. Los uniformados piden un sueldo mínimo de 2.000 bolivianos (300 dólares). Actualmente ganan alrededor de la mitad de este monto.

Los policías rebeldes tomaron hoy el control de la Plaza Murillo y rechazaron a golpes los insultos de grupos leales a Evo Morales, quienes exigían a gritos que los uniformados cumplan un acuerdo suscrito el domingo en el Ministerio de Gobierno.

GRESCAS ENTRE SUBLEVADOS Y CIVILES A FAVOR DE EVO
En la movilización a favor de Evo Morales había miembros de la Confederación Nacional de Juntas Vecinales (Conaljuve), que lidera Efraín Chambi, y la Confederación de Interculturales de Bolivia, de Gustavo Aliaga, quien justificó su presencia señalando que estaba en las calles para defender “el proceso de cambio” iniciado por Evo Morales el 22 de enero de 2006.

Los amotinados reaccionaron con vehemencia a los insultos de los civiles, y todo terminó en intercambio de golpes. Además se emplearon granadas de gas y los policías optaron por tomar control los cuatro accesos a la Plaza Murillo.

También hubo reportes de que en la madrugada de hoy se observaron vehículos oficiales con campesinos traídos de varias provincias del departamento de La Paz.

CONFLICTO VIENE DE LA SEMANA PASADA
El presidente Evo Morales anunció el domingo en la mina Corocoro que no sacaría al ejército a las calles para evitar muertes. Pero grupos leales a su gobierno aparecieron hoy en las calles de La Paz para obligar a los policías a cumplir el acuerdo del domingo.

La jornada se completó con el ingreso de unos 200 policías del Regimiento 5 de la ciudad de La Paz, quienes con sus armas de reglamento, lanza gases y balines terminaron de desalojar a los movimientos sociales afines al MAS.

También en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra se paralizaron las actividades de los policías, quienes piden un mejor trato económico.

El pasado jueves estalló el conflicto policial en La Paz que movilizó a 34.000 policías en los nueve departamentos.