Estado de ánimo del paciente con Parkinson es fundamental para controlar la enfermedad, dice especialista

0
127

“La enfermedad de Parkinson es degenerativa y aparece generalmente después de los 55 o 65 años, cuando algunas neuronas que fabrican sustancias controladoras de los movimientos dejan de funcionar. Esta pérdida de neuronas va empeorando con el tiempo. La persona puede sufrir temblor en una mano, a veces en las dos, y empieza a tener lentitud para hacer sus actividades”, sostuvo el médico neurólogo Pablo Zumaeta sobre los primeros síntomas de este mal.

El Parkinson suele ocurrir debido a factores hereditarios y mentales. Es por ello que el doctor, en diálogo con Qué Hacer, remarcó que el estado de ánimo del paciente es importante para controlar la enfermedad.

Asimismo, Zumaeta explicó que el temblor por esta dolencia es diferente a un temblor postural. “En el Parkinson la mano se mueve como si tuviera una migaja de pan en las manos y estuviera haciendo una pelotita. Además, el temblor predomina en una de las manos, no en las dos”, detalló.

Al ser una enfermedad neurodegenerativa, como el Alzheimer, el Parkinson no tiene cura; pero sí puede tratarse mediante pastillas para que las neuronas sanas puedan fabricar más dopamina. Si no funciona, se opta por la levodopa.

También, a través de operaciones quirúrgicas, pueden mejorarse algunos síntomas. No obstante, el médico sostuvo que la eficacia del uso de células madre aún no está comprobada y lo mismo con el consumo de cannabis medicinal.

Finalmente, Zumaeta resaltó que todo paciente con Parkinson debe mantener un buen estado emocional y practicar ejercicios físicos para que el mal no empeore. “A un paciente con esta enfermedad siempre le recomiendo hacer deporte”, puntualizó.