Esta semana se levantaría el estado de emergencia en la provincia de Espinar

0
176
Gestos. Presidente Humala señala que se evaluará esa posibilidad una vez que se instale la Mesa de Diálogo en el Cusco. Agrega que se resolverán las dudas sobre la contaminación ambiental. Sobre Conga afirma que él heredó el conflicto

Ollanta Humala
quiso aprovechar el Día del Padre para darse un respiro en medio de los conflictos sociales y la caída vertiginosa de la aceptación de su gestión presidencial. Desayunó chaplas con queso en casa, junto con su esposa Nadine y sus tres hijos, pero las obligaciones de Estado terminaron por imponerse una vez más, y la situación en Espinar (Cusco) y en Cajamarca volvieron a la agenda del mandatario.

En la puerta de su casa, en el distrito de Surco, el jefe del Estado anunció que el Ejecutivo evaluará la posibilidad de levantar el estado de emergencia en la provincia cusqueña de Espinar, una vez que las autoridades locales y los representantes del gobierno central se sienten a dialogar este jueves.

Soy muy renuente a que se declaren estados de emergencia, más aun cuando gran parte de mi carrera militar la he hecho en zonas de emergencia. Es importante mantener el estado de derecho, pero cuando las cosas se salen de su cauce, cuando hay daños a la propiedad privada, muertos y gente que maltrata a las autoridades, no queda otra que declarar un estado de emergencia para restablecer rápidamente el orden y el principio de autoridad”, expresó.

Al comentar que se deberá evaluar todas las condiciones en Espinar para levantar el estado de emergencia, Humala dijo que será importante “resolver las dudas sobre la contaminación ambiental en la zona para que la gente esté tranquila, de forma transparente, participativa”.

Mientras su esposa Nadine mostraba los trabajos manuales que sus hijos habían regalado al jefe del Estado, este se refería al otro conflicto social fuerte que enfrenta: el del proyecto Conga, en Cajamarca.

Al respecto, afirmó que se trata de un caso que heredó, pues “viene desde el 2003”.

“Qué puedo hacer si ya le han aprobado el Estudio de Impacto Ambiental, si le han dado todos la luz verde y ahora surgen estos problemas. Los entendemos, pero creo que hay una responsabilidad de las autoridades de allá que permitieron que eso vaya”, comentó.

El mandatario aludió otra vez a la “nueva minería” que, dice, se debe desarrollar en el Perú. Parte de esa nueva directiva, recordó, es el cobro del impuesto a la sobreganancia minera o  gravamen minero.
Antes de que Humala parta a Palacio, donde presidió el cambio de guardia junto a su familia, se le consultó sobre su relación con su padre Isaac, quien anunció viaje a Francia, donde vive su hermana Ima Súmac, otra crítica del gobierno.

“Yo trato de evitar todo lo que es discrepancia política. Es normal que en unafamilia haya discrepancias, pero no le doy la importancia que algunos medios le quieren dar. Para mí eso es intrascendente”, comentó el Presidente, y agregó que en la víspera su padre había ido a visitarlo a su casa. 

 

El tema ambiental será crucial en la mesa de diálogo del jueves

El Plan Integral de Intervención Sanitaria y Ambiental, que según el Ejecutivo permitirá esclarecer si existe   contaminación producto de la minería en Espinar,  será el principal tema de la agenda del jueves entre las autoridades de Espinar, encabezadas por el alcalde Óscar Mollohuanca y los ministros de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal; de Salud, Alberto Tejada y de Agricultura, Luis Ginocchio.

“El punto de partida es el Plan de Intervención Sanitario y Ambiental que deberá  ser analizado y enriquecido por Espinar para que esté plenamente legitimado y eventualmente se vean otros puntos”, dijo la legisladora cusqueña Verónika Mendoza, quien estará presente en la anunciada reunión.