¡Escandalo!Puerto en Ancón amenaza ecología de Huaral

1
362

Aunque el 2007 la Dirección General de Concesiones del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) rechazó el proyecto portuario en la bahía de Ancón, varios cambios ocurrieron en el sector que permitieron que esta controvertida propuesta de Santa Sofía Puertos fuera admitida y ampliada un año después.

Uno de ellos fue la designación de Marco Hernández Dongo en la Dirección General de Transporte Acuático, el 1 de octubre del 2008, tras la salida de Juan Carlos Paz Cárdenas. Ese mismo día también fue aceptada la renuncia de Juan Suito Larrea a la Dirección General de Concesiones del MTC y en su reemplazo se nombró a Miguel Ángel Sánchez del Solar.

Solo un mes después de que estos funcionarios asumieran dichos cargos, Santa Sofía Puertos consiguió la ampliación de su proyecto para desarrollar un puerto de contenedores y graneles en la bahía de Ancón.

Se trataba de la misma propuesta que no había sido aceptada un año antes porque contravenía el Plan Nacional de Desarrollo Portuario y amenazaba seriamente el desarrollo de las concesiones, tanto las ya otorgadas (Muelle Sur del Callao), como las en proceso (Muelle Norte), según el Informe 385- 2007 del MTC.

Sin embargo, hoy se conoce que Marco Hernández Dongo estuvo vinculado a Santa Sofía Puertos antes y después de asumir una dirección en el MTC a la que se le consultó una estratégica ampliación del proyecto portuario de Ancón (la aprobación de la carga de contenedores que le había sido negada). Este hecho, denunciado por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental y la Asociación de Propietarios de Ancón, fue verificado por este Diario.

INFORMES OPUESTOS
Antes de ingresar al MTC, Hernández Dongo fue gerente de Operaciones de Santa Sofía Puertos y de Tramarsa, ambas compañías de propiedad del grupo Romero. Y tras su salida del cargo, en octubre del 2009, el ex funcionario se desempeñó como asesor de este grupo empresarial, función en la que continúa hasta la fecha como lo reconoció en una entrevista con El Comercio. Sobre ello, la empresa se limitó a señalar mediante un correo electrónico que obtuvo sus permisos conforme a la ley.

En el informe que envió como director general de Transporte Acuático a la Dirección General de Concesiones del MTC se concluyó que era conveniente la construcción de un terminal de contenedores dentro del puerto de Ancón, ya que –según las proyecciones– el 2015 el terminal portuario del Callao estaría congestionado. Esta conclusión, sin embargo, fue totalmente opuesta a la que sustentó un año antes Patricia Alarcón Hidalgo, quien se desempeñó como asesora legal de la Dirección General de Concesiones del MTC y elaboró el informe que rechazó la propuesta de Santa Sofía Puertos.

Alarcón sostiene que hoy, en pleno proceso de concesión del Muelle Norte del Callao, sus argumentos están más vigentes que nunca: “Aceptar el proyecto de terminal portuario en Ancón, a solo 18 millas del Callao, generaría competencia desleal con los inversionistas del terminal chalaco. Además, el Estado incumpliría su compromiso contractual de garantizar una demanda al terminal portuario del Callao y se modificarían las bajas tarifas portuarias pactadas, por el ingreso de un tercer competidor al que no se le exigieron las mismas condiciones de inversión”.

EL RIESGO AMBIENTAL
El 16 de diciembre, la Asociación de Propietarios de Ancón (Apancon) presentó formalmente al MTC 283 observaciones al estudio de impacto ambiental (EIA) del proyecto portuario en Ancón de Santa Sofía Puertos.

Pese a que la empresa interesada sostiene que los impactos ambientales en la bahía de Ancón serán poco significativos, la minuciosa revisión que hizo Geoconsult (consultora con 20 años de experiencia en el país) para Apancon tiene entre sus principales conclusiones que el EIA de Santa Sofía Puertos no cumple con los mínimos estándares nacionales y internacionales con los que se desarrollan estudios de esta naturaleza.

Por ejemplo, no define cuáles son los criterios para delimitar el área de influencia directa e indirecta del proyecto. Así la propuesta portuaria no toma en cuenta su cercanía a dos áreas protegidas: la Reserva Nacional Islas y Puntas Guaneras y la Zona Reservada Lomas de Ancón. Por ello, Miryan García Donayre, del Sistema Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernamp), ya ha exigido a Santa Sofía Puertos modificar su estudio de impacto ambiental e incluir en el área de influencia del proyecto los islotes Grupo Pescadores de Ancón.

EL PUERTO ‘HUB’ DEL CALLAO
Además, las medidas de mitigación ambiental descritas en el EIA no son tales, ya que constituyen solo propuestas para monitorear los daños sin tratar de evitarlos o minimizarlos. Menos aun se ha contemplado un plan de contingencia y evacuación no solo ante desastres naturales, también ante accidentes durante la etapa operativa del proyecto.

Pese a que Beatriz Alva Hart, vocera de Santa Sofía Puertos, sostiene que un terminal en Ancón ha sido promovido por el MTC en el Plan Nacional de Desarrollo Portuario (2005-2035), en realidad, dicho plan prioriza la implementación de un puerto ‘hub’ (un terminal central o de redistribución de carga) en el Callao.

Ancón solo está mencionado en un inventario de bahías y caletas que incluye también a Chorrillos y Los Órganos.

EN PUNTOS
Se usó el nombre de organizaciones
1. La organización Mundo Azul denunció el uso sin consulta del nombre de asociaciones civiles del distrito de Ancón en comunicados publicados en los medios que apoyan el proyecto de terminal portuario de Santa Sofía Puertos.

2. Los comedores populares Divina Providencia, Lucía Victoria, Susana Guerrera del Pina, Sor Teresa de Calcuta, Antonio Garciandia de la Iglesia Cristiana Camino y Vida y dirigentes de la comunidad de San Francisco de Asís aclararon que no están a favor del proyecto y nunca fueron consultados para suscribir comunicado alguno.

3. El 8 de octubre de este año se modificó el Reglamento de la Ley del Sistema Portuario Nacional en la parte que exigía a las empresas solicitantes acreditar la propiedad del área terrestre que se pretende habilitar como terminal portuario. Santa Sofía Puertos no es propietaria de toda el área que requiere para su proyecto en Ancón, pero eso ya no importa: a falta de un título de propiedad podrá presentar un título de derecho de superficie o de usufructo. La Marina de Guerra del Perú aceptó cederle esos derechos.

mas información en:

http://elcomercio.pe/lima/679627/noticia-infografia-impactos-proyecto-portuario-ancon