El paquete de reformas económicas que levanta polémica en Italia

0
397

Agencias). Primero fue una reforma fiscal y de las pensiones. Luego se implementó una laboral con mayor flexibilidad. Y tras estas medidas, ahora el primer ministro Mario Monti aplica la tijera en el gasto público.

El recorte del gasto público busca ahorrar hasta 2014 más 26.000 millones de euros (unos 32.500 millones de dólares). Una de las medidas más polémicas es la que busca reducir el gasto del aparato estatal italiano. Una situación que ha generado reacciones de todo tipo.

Así, el número de empleados públicos se reducirá en 10% y bajarán los sueldos hasta en 20% para los puestos de nivel directivo. También se modificará la división territorial del país para disminuir la cantidad de provincias, de 110 a 50.

Según indicó el Ministerio de Economía, Italia ha recaudado más de 9.500 millones de euros (11.700 millones de dólares) en lo que va del 2012 con un impuesto a los bienes raíces introducido como parte de una serie de medidas presupuestarias de emergencia, y está encaminada a cumplir su meta para este año.

El impuesto ha estado entre las medidas más impopulares adoptadas por el Gobierno de Monti y se suma a la presión sobre las familias italianas que ya luchan con la recesión, el alto nivel de desempleo y un estancamiento en el aumento salarial.

Italia elevó el impuesto al valor agregado a un 21 por ciento, desde un 20 por ciento en septiembre el 2011, pero el ministerio dijo que el estancamiento en la demanda doméstica alentó el declive del monto recaudado.