El inhumano maltrato hacia los monos de Neuralink, startup de Elon Musk, detallado en una demanda

0
93

Hace algunos días, Neuralink, startup científica de Elon Musk, sufrió una demanda por maltrato animal realizada por el Comité de Médicos por una Medicina Responsable en un folio de hasta 700 hojas por la muerte de monos en sus centros de investigación. Ahora, sabemos más detalles al respecto.

Como se recuerda, Neuralink quiere colocar chips en los humanos para ayudarlos en enfermedades neuronales. Sin embargo, para llegar a ese punto, necesita experimentar con animales, llevándolos a situaciones extremas de dolor y sufrimiento, según la reciente investigación.

El inhumano trato a los monos

El Comité de Médicos por una Medicina Responsable ha explicado al medio Teslarati cuál fue el tratamiento que obtuvieron los monos que se encontraban en la fase clínica de experimentación.

Jeremy Beckham, portavoz de la organización sin fines de lucro, asegura que los monos tenían los cerebros mutilados debido a procedimientos médicos que llegó a matarlos. Empezó a narrar algunos de ellos.

“Animal 4”, un mono macaco de 11 años, murió en los experimentos de Neuralink con la Universidad de California en Davis (UC Davi)s en julio de 2018, según la denuncia. El mono estaba “tomando antidepresivos y tenía diarrea crónica y falta de apetito”. Además, se observó que estaba «letárgico» y «deprimido», y se encorvó y expulsó diarrea sanguinolenta. El mono finalmente murió en un procedimiento mortal el 20 de julio.

«Animal 6», era un macaco de seis años que murió el 16 de enero de 2019. En los documentos se explica que Neuralink implantó electrodos con un robot experimental que sujetó el dispositivo en el cerebro usando tornillos de titanio.

“Animal 12”, de aproximadamente 7 años, se sometió a un procedimiento de craneotomía e inserción de electrodos. Los registros muestran que el animal tuvo “graves efectos adversos clínicos después de la implantación, tenía heces de mala calidad, no comía y tenía una infección ocular”. Los registros terminaron abruptamente el 30 de julio.

En total, los registros muestran que 15 de los 23 monos utilizados en la investigación murieron o fueron sacrificados en UC Davis.

De acuerdo con la demanda, Neuralink rompió lazos con la UC Davis el 11 de noviembre de 2020. Luego trasladó siete de los monos restantes a sus instalaciones en Fremont, California.

E l objetivo principal de la demanda cursada es que la Universidad de California Davis entregue fotos y videos. “Hay monos convulsionando, vomitando y muriendo en estos laboratorios”, dijo Beckham. “La gente quiere hacer cola para los primeros ensayos en humanos, y deberían ver esto antes de comprometerse con eso”, dijo al medio.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.