El coronavirus tiene una “fuerte preferencia” por un grupo sanguíneo, según estudio

0
81

Un nuevo estudio proporciona evidencia adicional de que las personas con ciertos tipos de sangre pueden tener más probabilidades de contraer covid-19.

Los investigadores se centraron en una proteína en la superficie del virus SARS-CoV-2 llamada dominio de unión al receptor (RBD), que es la parte del virus que se adhiere a las células huésped. Eso lo convierte en un objetivo importante para los científicos que intentan aprender cómo el virus infecta a las personas.

En este estudio de laboratorio, el equipo evaluó cómo interactuaba el SARS-CoV-2 RBD con los glóbulos rojos y respiratorios en los tipos de sangre A, B y O.

Los resultados mostraron que el SARS-CoV-2 RBD tenía una fuerte preferencia por unirse al grupo sanguíneo A que se encuentra en las células respiratorias, pero no tenía preferencia por los glóbulos rojos del grupo sanguíneo A u otros grupos sanguíneos que se encuentran en los glóbulos rojos o respiratorios.

La preferencia del SARS-CoV-2 RBD de reconocer y adherirse al antígeno del tipo de sangre A que se encuentra en los pulmones de las personas con el tipo de sangre A puede proporcionar información sobre el posible vínculo entre el grupo sanguíneo A y la infección por COVID-19, según los autores del estudio, el cual fue publicado el 3 de marzo último en la revista Blood Advances.

“Es interesante que el RBD viral solo prefiera realmente el tipo de antígenos del grupo sanguíneo A que se encuentran en las células respiratorias, que es presumiblemente la forma en que el virus ingresa a la mayoría de los pacientes y los infecta”, dijo el autor del estudio, el Dr. Sean Stowell, de Brigham and Hospital de Mujeres de Boston.

“El tipo de sangre es un desafío porque se hereda y no es algo que podamos cambiar”, dijo Stowell en un comunicado de prensa de la revista. “Pero si podemos comprender mejor cómo interactúa el virus con los grupos sanguíneos de las personas, es posible que podamos encontrar nuevos medicamentos o métodos de prevención”.

Estos hallazgos por sí solos no pueden describir o predecir completamente cómo los coronavirus afectarían a los pacientes de varios tipos de sangre, anotaron los investigadores.

“Nuestra observación no es el único mecanismo responsable de lo que estamos viendo clínicamente, pero podría explicar parte de la influencia del tipo de sangre en la infección por COVID-19”, dijeron Stowell y su equipo.