El CNE presenta el documento “Presencialidad con cambios: Recomendaciones pedagógicas del II Encuentro Nacional de Educación”

0
56

El Consejo Nacional de Educación (CNE), ente consultivo y autónomo del Ministerio de Educación (Minedu), presenta el documento “Presencialidad con cambios: Recomendaciones pedagógicas del II Encuentro Nacional de Educación (ENE)”, que recoge las sugerencias de los panelistas y participantes de dicho encuentro.

Esta publicación reconoce y saluda el esfuerzo conjunto del Estado y la sociedad por un retorno a clases presenciales desde inicios del año académico 2022. Además, se recoge que todo esfuerzo debe ir acompañado de cambios progresivos en las prácticas pedagógicas y ser visto como una oportunidad para transformar la escuela.

En ese sentido, en las recomendaciones se precisa que la apuesta de la educación peruana debe pasar por una educación básica y superior que promueva la convivencia en la diversidad y la ciudadanía plena; y que esta apele al uso de métodos colaborativos que reten la capacidad de ser, pensar y aprender con autonomía.

Las recomendaciones pedagógicas, algunas de ellas incorporadas posteriormente por el CNE, surgieron con el objetivo de reflexionar y proponer orientaciones pedagógicas para el retorno a la presencialidad en la educación básica y superior, basadas en la experiencia internacional y la de regiones e instituciones del país, para impulsar mejoras educativas para el desarrollo de una ciudadanía plena.

El CNE convoca a la comunidad educativa, cuyas voces están recogidas en el documento, a aprovechar las oportunidades que nos brinda el retorno a la presencialidad para fomentar buenas prácticas pedagógicas, tomar decisiones basadas en evidencias, y promover la participación docente en el debate público y en diálogo sobre los futuros de la educación. Con ello, la comunidad educativa podrá emprender la ruta hacia esa ciudadanía plena a la cual nos llama el Proyecto Educativo Nacional al 2036.

Entre las recomendaciones figuran recrear las relaciones entre escuelas, familias y comunidad; reconectar a las y los estudiantes con el sistema educativo y el aprendizaje presencial; desarrollar habilidades socioemocionales; promocionar una convivencia saludable y respetuosa de las diversidades; incorporar las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en la presencialidad; y la transición entre la educación básica y la educación superior.