El baile del ‘Chino’

0
77
Huaral Pe

Según Miguel Torres, vocero político de Fuerza Popular, el objetivo de esta inscripción no es la candidatura, aunque “no la descarta”, frase preferida de los políticos cuando quieren afirmar una cosa, pero prefieren jugar al suspenso para conseguir alargar la atención.

Para Torres, esa decisión es más un tema familiar, e incluso médico. “Si él, si la familia, si el partido, decidieran que el expresidente Fujimori postule a un cargo, te aseguro que toda la familia fujimorista vamos a luchar con todas nuestras fuerzas para que eso se logre”.

El excongresista hace esta afirmación ya que en la tienda naranja son conscientes de que el camino de la candidatura no les será fácil, pues, según la Constitución, ningún sentenciado por delito doloso puede postular a un cargo de elección popular. Para el exprocurador anticorrupción Luis Vargas Valdivia, Fujimori no podría postular “ni para regidor”.

La batalla de los fujimoristas por allanarle el camino a su líder recién comienza. Ellos apelarán al derecho de elegir y ser elegidos, por lo que no dudamos de que entre sus planes esté llegar incluso hasta el Tribunal Constitucional.

Lo paradójico de esta historia es que, durante los años que se mantuvo en el poder, Alberto Fujimori no solo no creyó en los partidos políticos, sino que denostó de ellos, creando una variedad de movimientos para las elecciones municipales y haciendo lo propio cuando fue a la reelección en 1995 y en el 2000. Es decir, nunca le interesó hacer un partido político, y ahora termina inscribiéndose en el partido fundado por su hija.

El anuncio de la afiliación partidaria vino con un video de por medio en el que se puede ver cómo “el líder fundador del fujimorismo toma su lugar en Fuerza Popular”.

¿Y cuál será ese lugar en Fuerza Popular? ¿Candidato, consejero, cabeza de lista para el Senado? De lo que no cabe duda es de que el recuerdo de Alberto Fujimori está presente en millones de peruanos por la lucha contra el terrorismo y el rescate económico de los 90. Pero la memoria también alberga delitos, equivocaciones y el triste recuerdo de un nefasto personaje: Vladimiro Montesinos.

El debate está servido y la batalla recién empieza.

*El Comercio abre sus páginas al intercambio de ideas y reflexiones. En este marco plural, el Diario no necesariamente coincide con las opiniones de los articulistas que las firman, aunque siempre las respeta.

Huaral Pe