Dosis de refuerzo de la vacuna de covid-19 pueden comenzar a aplicarse a algunos adultos de EE.UU.

0
153

(CNN) — Tras días de un largo debate entre los expertos en vacunas, las dosis de refuerzo de la vacuna Pfizer/BioNTech contra el covid-19 ahora se pueden administrar oficialmente a algunos adultos en Estados Unidos.

El viernes por la mañana temprano, la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., la Dra. Rochelle Walensky, se apartó de los asesores de vacunas independientes de la agencia para recomendar refuerzos para un grupo más amplio de personas: aquellas de 18 a 64 años que tienen un mayor riesgo de covid-19 debido a sus lugares de trabajo o entornos institucionales, además de los adultos mayores, los residentes de centros de atención a largo plazo y algunas personas con problemas de salud subyacentes.

La recomendación de los CDC incluye las recomendaciones hechas por su Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización el jueves, cuando votó para recomendar refuerzos para personas mayores de 65 años y residentes de centros de atención a largo plazo que recibieron la serie de vacunas Pfizer / BioNTech contra el covid-19 al menos Hace 6 meses y personas de 50 a 64 años con afecciones médicas subyacentes.

Los CDC también respaldaron la recomendación de los asesores de vacunas de que las personas de 18 a 49 años con afecciones médicas subyacentes pueden recibir un refuerzo en función de sus beneficios y riesgos individuales.

Sin embargo, los miembros del ACIP votaron 9-6 en contra de recomendar refuerzos para personas de 18 a 64 años que estaban en mayor riesgo debido a su entorno laboral o institucional, como trabajadores de la salud, cuidadores de personas frágiles o inmunodeprimidas, personas en refugios para personas sin hogar y personas en instalaciones correccionales.

La recomendación de Walensky se alineó con la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos, que el miércoles otorgó la autorización de uso de emergencia para una dosis de refuerzo de la vacuna de covid-19 de Pfizer en personas de 65 años o más, personas con alto riesgo de enfermedad grave y personas cuyos trabajos los ponen en riesgo de infección.

publicidad

«Como directora de los CDC, es mi trabajo reconocer en dónde nuestras acciones pueden tener el mayor impacto. En los CDC, tenemos la tarea de analizar datos complejos, a menudo imperfectos, para hacer recomendaciones concretas que optimicen la salud. En una pandemia, incluso con incertidumbre, debemos tomar acciones que anticipamos que harán el bien mayor», dijo Walensky en el comunicado.