Despenalizarían sexo consentido entre adolescentes de 14 y 18 años

0
529
Comisión de la Mujer y Familia aprobó modificar norma que considera las relaciones sexuales de menores de dichas edades como violación sexual y que sanciona con una pena de hasta 30 años. La polémica ya se inició.

Carlos Contreras Ch.

En estas décadas, los adolescentes se emparejan tempranamente.  A veces cuentan con la autorización de sus padres y con el tiempo –dentro de su primera relación– se atreven a explorar su cuerpo juntos. Sin embargo, al llegar a esta última etapa, se convierten en unos infractores de la ley, ya que las relaciones sexuales «entre adolescentes de 14 y 18 años«, así sean consentidas, son sancionadas penalmente. 

Por eso, en una iniciativa que busca cambiar esta realidad, la Comisión de la Mujer y Familia del Congreso aprobó el proyecto que plantea dejar sin efecto el inciso 3 del artículo 173 del Código Penal.

Dicha norma determina que toda relación sexual entre adolescentes de 14 a 18 años se considera un delito de violación sexual, con una pena no menor de 25 ni mayor de 30 años de cárcel. 

«No solo se busca despenalizar las relaciones sexuales consentidas entre adolescentes también se trata de incorporar un nuevo tipo penal mejorado que los proteja de los actos sexuales en los que no hay consentimiento», explica la congresista Luisa María Cuculiza, quien confía en que el Pleno apruebe esta propuesta.

Ella cuenta que actualmente tiene 15 casos de adolescentes presos por una situación similar. «En la sierra y la selvalos menores de 14 ya se emparejan con el conocimiento de sus padres y tienen hijos», prosigue.

Con este proyecto de ley también se propone modificar el artículo 173-A del Código Penal para sancionar con cadena perpetua el delito de violación sexual de un menor seguido de muerte o lesión grave. Igual se plantea modificar el artículo 175 del Código Penal para sancionar el delito de violación sexual por engaño o vulnerabilidad de la víctima con penas de hasta 6 años de prisión.

Sobre este tema, la ministra de la Mujer, Ana Jara, señaló ayer que está a la espera de que en el Pleno del Congreso se realice un debate técnico antes de darle luz verde a este proyecto de ley. «No podemos negar la realidad social del país. (…) Las que llevan las de perder mayoritariamente son las mujeres (con la despenalización)». No obstante, las afirmaciones de Jara desconocen la opinión favorable que su propia viceministra Marcela Huaita Alegre emitió el mes pasado frente al proyecto de ley 476/2011-CR y 651/2011-CR, que despenaliza el sexo consentido entre adolescentes.

Otra autoridad que hace unos días dio su parcial aprobación fue la Defensoría del Pueblo que consideró pertinente la aprobación de esta propuesta parlamentaria, pues «busca reconocer y proteger la libertad sexual de los adolescentes al despenalizar las relaciones sexuales previamente consentidas y sancionar solo aquellas en las que se llegue a la violencia o a las amenazas».

El ex decano del Colegio Médico del Perú Ciro Maguiña precisó que con esta despenalización los adolescentes acudirían con mayor tranquilidad a los centros de salud por información sobre temas de salud sexual y reproductiva. “Actualmente, los médicos tienen temor de dar a los adolescentes información en temas de anticoncepción porque los pueden acusar de promover las relaciones sexuales entre menores. La ley está errada”, reveló.

Según Rossina Guerrero, de Promsex, la penalización de las relaciones sexuales no logró en sus 6 años de vigencia ni retrasar el inicio sexual ni proteger a los adolescentes de la violación sexual. 

Ana María Márquez, de la ONG  Save the Children, indicó que el Estado debería enfocar su labor a reforzar una adecuada orientación en el ámbito de las escuelas y servicios médicos para que reduzcan los riesgos a los que se exponen al iniciarse en la vida sexual. 

Según el congresista Humberto Lay, se trata de «liberalizar» las relaciones sexuales de menores de edad, pese a que ellos no tienen la madurez ni el carácter bien desarrollado.

A su vez, Carlos Polo, director de la Oficina para América Latina, subrayó que esto solo beneficia a los empresarios que comercializan con preservativos y anticonceptivos.❧

CLAVE
La edad promedio de la primera relación sexual de un grupo de mujeres encuestadas fue 18,7, según los resultados de la última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar ENDES 2011.

La segunda causa más importante de deserción escolar es el embarazo adolescente en un 17% de los casos, según el Ministerio de Salud.

EN CIFRAS
13,5% del total de adolescentes de 15 y 19 años ya estuvieron alguna vez embarazadas y el 10,7% son madres, según el INEI.

12,7% del total de adolescentes mujeres usa algún método anticonceptivo.