Denuncian que médicos se están contagiando por falta de instalaciones en el Hospital Grau

0
31

En los últimos 30 días, siete médicos en el área de tuberculosis del Hospital Grau de Essalud han contraído el COVID-19. De acuerdo a la tecnóloga Rossana Zelaya, esto se debe a que los galenos trabajan en un espacio sin ventilación adecuada, donde se corre el riesgo de que ambas enfermedades entren al organismo.

En conversación con Exitosa te escucha, la tecnóloga médica en el Hospital Grau, afirmó que ella y seis colegas se contagiaron de COVID-19 mientras laboraban en el nosocomio. Ella sostiene que eso no es una casualidad, ya que su área carece de buena circulación de aire.

“La institución nunca ha invertido en nada. Vino la pandemia y no tenemos un solo laboratorio bien estructurado en las instalaciones del Hospital Grau. Es por eso que estamos haciendo frente a este brote de covid“, aseveró Rossana Zelaya.

A pesar de que exigieron mejoras en repetidas ocasiones, las autoridades no han cumplido con proteger al personal médico especializado en tuberculosis. Esto se debe a que el Estado no considera la afección como ‘relacionada al coronavirus’, a pesar de que la dualidad entre estos males es muy peligrosa, indica Zelaya.

“No nos entregan los equipos de protección respiratoria adecuados para cada área de trabajo. Nosotros inauguramos un laboratorio de tuberculosis hace bastante tiempo con el esfuerzo de los trabajadores, y desde hace tiempo hemos pedido a las autoridades que nos instalen un sistema adecuado de ventilación para poder trabajar“, precisó.

“Pido que empiecen los trabajos para mejorar la atención a los pacientes covid-tuberculosis. A nosotros no se nos paga el bono covid por trabajar en tuberculosis. Sin embargo, las personas que trabajamos ahí estamos en más riesgo, porque laboramos con muestras infectocontagiosas, esputo, aspirados gástricos, aspirados bronquiales, todo esto produce contagios”, puntualizó la tecnóloga.

  Tercera dosis

Asimismo, Rossana Zelaya observa la necesidad de que se vacune con una dosis de refuerzo a todo el personal médico del país. La especialista argumenta que ya han pasado seis meses desde que fueron inoculados, y el rebrote de nuevos casos en su entorno hace que el virus sea más peligroso ahora con la presencia de distintas variantes.