Del Castillo: «Acusación constitucional a Alan García viene de Ollanta Humala»

0
185

Para el secretario general del Apra, Jorge del Castillo, la recomendación de acusar constitucionalmente al ex mandatario Alan García, contemplada en el informe final de la megacomisión que sigue el caso de los colegios emblemáticos, ha sido digitada por el presidente de la República, Ollanta Humala.

Según precisó el ex parlamentario, una “imputación” de tal naturaleza, que alcanza también al ex ministro de Educación José Antonio Chang, es imposible que solo haya sido esgrimida por los tres legisladores del Partido Nacionalista que integran el citado grupo de trabajo.

“Esa orden viene de Palacio de Gobierno. Humala quiere neutralizar al Apra y neutralizar a Alan García como personaje político. De la boca del mismo Alejandro Toledo saltó que se había reunido con Humala para tratar el tema de la megacomisión”, apuntó.

CONFIRMA ACUSACIÓN CONSTITUCIONAL
Con una copia del texto final acordado por la comisión Tejada, Del Castillo dio cuenta de que García Pérez tiene una “imputación que se llama infracción constitucional por el decreto de urgencia 004”. “Pero eso no es un delito”, resaltó.

En tanto, reafirmó que en otra parte del documento se hace hincapié en “colusión” y demás temas de orden penal, donde se responsabiliza a Chang y a otros 14 funcionarios comprometidos con las polémicas remodelaciones. “De los 15, solo uno es del partido aprista. El resto fueron funcionarios del Ministerio de Educación durante el gobierno aprista, que es distinto”, aclaró.

EMPLAZA A YEHUDE SIMON
Del Castilo detalló que a una acusación como la acordada ayer por la megacomisión le sigue un proceso muy parecido al que terminó con Fernando Lugo fuera de la presidencia de Paraguay.

“Tiene el mismo objetivo, y en este caso la finalidad es sacar a García de su carrera política, inhabilitación”, dijo.

Opinó además, en plena coincidencia con los miembros fujimoristas de la megacomisión, que si existe una acusación constitucional por el decreto que permitió las obras en colegios emblemáticos, esta debe abarcar al consejo de ministros que oficiaba durante su promulgación.

En ese sentido, emplazó al entonces jefe del gabinete, Yehude Simon, a“asumir sus responsabilidades, responder y no quedarse callado mirando a los costados”.