Covid-19: infectólogo explica en qué casos sería necesario postergar la vacuna

0
107

Hasta el momento, el Perú ha vacunado contra la covid-19 al 38% de la población objetivo y cada día las cifras de inmunizados crecen gracias a distintas estrategias. Sin embargo, existe un grupo de personas que, debido a su condición de salud, debe postergar la inoculación. Conoce en esta nota quiénes son.

De acuerdo con el médico infectólogo Leslie Soto, lo ideal para recibir la vacuna es encontrarse en un adecuado estado de salud que permita al organismo producir la inmunidad contra el coronavirus. 

Por esta razón, quienes tengan presión alta, glucosa elevada, un sistema inmunológico deprimido, incluso aquellos con un proceso de gripe o resfrío, deben posponer su proceso de vacunación contra la covid-19 hasta encontrarse totalmente repuestos. 

En el caso de las personas que padecen de hipertensión y se encuentran con la presión alta el día que le toca vacunarse, el medico recomendó que lo mejor es postergar la inmunización hasta que el paciente se encuentre estable. 

La misma recomendación es para los pacientes inestables con diabetes, cáncer o algún otro tipo de enfermedad que requiera una supervisión médica. El motivo de esta exigencia, refirió, es que el cuerpo de la persona reciba la vacuna en las mejores condiciones y pueda generar, adecuadamente, las defensas contra la cepa del coronavirus. 

Con respecto a las personas que están afrontando un cuadro de gripe o resfrío, el médico sugirió que terminen el cuadro respiratorio y se vacunen posteriormente, para una mayor tranquilidad de la persona. 

Frente al temor de algunas personas por los efectos secundarios de la vacuna, el galeno precisó que los únicos síntomas que puede provocar la inmunización contra la covid-19 son dolor de cabeza, fiebre, un pequeño cuadro de resfrío, malestar de cuerpo y el dolor en el hombro. Algunas personas no presentan ninguno de estos síntomas.

Por tal motivo, Soto reiteró que la vacuna no es la causante de otros síntomas que pueda presentar el paciente. “Hay mucha gente ansiosa que, al momento de la vacunación, se eleva su presión arterial por el miedo a la aguja y luego esto se malinterpreta como un efecto adverso de la misma vacuna y no es así”.

El especialista indicó también que la vacuna no tiene ninguna contraindicación y que la persona puede comer todo tipo de alimento (pescado, ceviche, chancho) e incluso tomar solo una copa de vino o un vaso de cerveza, antes o después de aplicarse la vacuna, pero sin exceder esa cantidad.

Sin embargo, sostuvo que la vacuna no funcionará bien en las personas que se encuentran en estado de ebriedad porque su sistema inmunológico estará debilitado.

Por otro lado, Soto mencionó que los analgésicos que alivian los síntomas de la vacuna no se deben utilizar de manera preventiva, es decir antes de la inoculación, porque solo están recomendados en caso de dolor o fiebre. 

    

El galeno exhortó a la población a seguir cuidándose contra la covid-19, a pesar de estar inmunizados, con el uso adecuado de la doble mascarilla y el distanciamiento social porque estas medidas permitirán que la tercera ola no sea tan funesta como lo fue las dos primeras.