Coronavirus: Hombre vendió su carro para comprar balones de oxigeno y ayudar a 250 familias

0
167

La pandemia por el coronavirus COVID-19 ha hecho que muchas personas en el mundo muestren su lado más humano para tratar de ayudar a población más vulnerable como lo son los niños, ancianos y personas con enfermedades prexistentes.  Esta enfermedad que a la fecha se ha llevado más de 400 mil vidas en todo el planeta, ha demostrado que hay una luz en el ser humano, cuando más se necesita.

Es el caso de Shahnawaz Shaikh, un hombre de 31 años, quien decidió vender su auto ‘Ford Endeavour’ para comprar balones de oxigeno y ayudar a un total de 250 familias, quienes habían contraído el coronavirus en el suburbio de Malad, en India.

Fue el portal periodístico Mumbai Mirror, quien anunció difundió la noticia en un reportaje sobre el solidario hombre.

Él había comprado su camioneta el 2011, con la cual se transportó durante nueve años y según comenta, tenía un gran cariño por su vehículo, pero entendió que la vida de estas familias era más importante y requerían de su ayuda.

“No es difícil renunciar a un automóvil para salvar la vida de alguien. Incluso si soy bendecido por una sola familia agradecida por este hecho, podré comprar cuatro de esos autos algún día”, señaló en una nota que le hicieron.

HISTORIA

La historia arranca el pasado 28 de mayo, cuando la hermana de su socio comercial murió estando embarazada a causa del COVID-19. La mujer había sido llevada a cinco hospitales, pero no la quisieron atender por falta de balones de oxígeno para su préstamo, como sucede en cualquier país del mundo que se ha visto perjudicado por un mal sistema de salud.

Shaikh conversó con los médicos y le dijeron que si hubiera tenido un balón de oxígeno cerca, ella no hubiera fallecido. Tras recibir esta impactante noticia, el hombre investigó y descubrió que había gran escasez de oxígeno en el mercado local, por lo que vendió su carro para conseguir este producto de salud.

Así, desde el reciente 5 de junio, Shahnawaz Shaikh distribuye gratuitamente a las personas que más necesitan este recurso que es vital para tratar a pacientes con esta mortal enfermedad.

“Un amigo mío me ayudó a contactar a un fabricante directamente. Se emocionaron cuando les dije que quería comprar cilindros y regalarlos gratis. Fueron muy útiles después de eso”, comentó el noble hombre a un medio de noticias.

“Hay solo dos cosas simples que les pedimos a las personas que llaman para decir que necesitan balones de oxígeno: una, la recomendación de un médico y dos, que vengan a recogerla ellos mismos”, sentenció.