¿Cómo afectan los cambios y renuncias en el Minsa a todos los peruanos?

0
31

El nombramiento de Hernán Condori Machado, un médico general con cuestionable pasado en la dirección regional de Chanchamayo y que promueve productos sin respaldo científico, ha remecido el Ministerio de Salud.

Tras su designación, una de las consecuencias más graves ha sido la renuncia en pleno de la Equipo Consultivo de Alto Nivel (ECAN) del Minsa, integrado por reconocidos profesionales de la salud encargados de asesorar en el tema de vacunas. Ellos cumplían un importante papel que inició con la pandemia, al fortalecer la confianza en el sector tras el impacto que significó la pandemia y nefastos eventos como el ‘Vacunagate’.

A ello se sumó la renuncia del viceministro de salud Gustavo Rossell —encargado de supervisar la vacunación— y la de varios otros funcionarios como el epidemiólogo Antonio Quispe, quien era asesor del ministerio. 

«El Minsa se ha convertido en un botín», dijo a RPP Noticia el exministro de Salud Óscar Ugarte. «Es parte de un reparto. Y ese reparto es a Perú Libre, claramente. Lo que están haciendo es ratificar que el criterio de designación es el de un reparto político más que el de cómo mejoramos la gestión en un aspecto que venía caminando bien. Veo muy difícil que del entorno del nuevo ministro puedan surgir cuadros con la experiencia y capacidad necesaria».

Agregó que esta situación, además, producirá una irremediable pérdida de confianza y la parálisis del ministerio, al menos hasta que se repongan los cargos que han renunciado.

¿Qué pasará con la vacunación contra la COVID-19?

Esta es la principal pregunta. Y si bien el ministro Hernán Condori ha afirmado que la vacunación continuará, la continuidad del proceso, una de las pocas cosas que había logrado el consenso de la opinión pública, oficialismo y oposición, es algo contra lo que hoy se está atentando directamente, asegura el epidemiólogo Percy Mayta Tristán. «Justo el primero que sale es el viceministerio de salud pública, que tiene que ver con la vacunación. Y [también] sale el Comité Consultivo de Vacunas, que son justamente quienes dan las recomendaciones técnicas de a quién, cómo vacunar y qué vacunas usar».

Mayta Tristán señala que quienes han renunciado son importantes, por ejemplo, para los que se viene en el proceso de vacunación. «[Quienes han renunciado son importantes para conocer] en qué momento vacunar o no a menores de 5 años, si es que va a haber una cuarta dosis, a quién, cómo y cuándo se colocará… estamos ante un escenario donde se está afectando el proceso de vacunación, el cual ha permitido que esta tercera ola no sea tan letal como las dos primeras».

El liderazgo asumido por el Minsa durante la pandemia también se verá afectado, de acuerdo con el expresidente del Instituto Nacional de Salud, Ernesto Gozzer. «El daño es muy grave porque se confunde a la población. En salud pública y sobre todo en epidemias o pandemias como la que estamos viviendo, se necesita liderazgo y este tiene que estar basado en el uso de la evidencia científica y la competencia. Las personas que trabajan en salud van a seguir a un líder que realmente conoce hacia dónde estamos caminando», dijo el especialista.

Pedro Castillo respalda a Hernán Condori

Por el momento, la Comisión de Salud del Congreso citó a Hernán Condori Machado para explicar cuál es su visión del Ministerio de Salud. Esto después de que tanto el presidente de la República y el premier Aníbal Torres le brindaran su respaldo. «Hoy tenemos a un ministro que ha venido de la chacra, del último rincón del país, porque sabe dónde está la necesidad y va a recorrer conmigo posta por posta, hospital por hospital, para hacer una alianza de la posta con la escuela porque venimos de esa cantera, del rincón», dijo sobre el ministro el presidente Pedro Castillo.

Hernán Condori Machado, además, aseguró que él no ha difundido productos sin respaldo científico y afirmó que el agua arracimada está aprobada para su comercialización por diversos organismos oficiales, lo cual es falso.

El rechazo unánime al ministro Hernán Condori Machado, coinciden los especialistas, no tiene tintes políticos. «Se trata de salvaguardar la salud del país», comenta Gozzer. Esto sobre todo porque la confianza en el Estado sobre la vacunación, que tanto costó recuperar tras el deplorable ‘Vacunagate’, una vez más ha sido petardeada.