Cada 32 minutos muere una persona en Chile por coronavirus

0
214

Los contagios del nuevo coronavirus no dan tregua en Chile y el jueves se informó que —durante la última jornada— cada 32 minutos murió una persona. En total se acumularon 49 fallecidos, lo que llevó el total de decesos a 589 desde la llegada del virus hace dos meses y medio a un país que tiene 57.581 contagiados.

El incremento de nuevos infectados diarios, unos 3.750 los últimos días, de los cuales unos 37 necesitarán camas de cuidados intensivos y ventiladores mecánicos, es una de las mayores preocupaciones de las autoridades, que el jueves anunciaron que a fin de mes el país contará con 3.311 unidades de uso crítico, el triple de las disponibles a comienzos de marzo en el sistema público.

El sector privado, por su parte, deberán aumentar en 150 sus camas críticas el fin de semana y en 720 a mediados de junio. Si no acatan la orden, “no dudaremos en tomar el control de las instituciones que no cumplan”, advirtió el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, informó que ya se están usando las unidades pediátricas de los hospitales del gran Santiago.

Una cuarentena total en el gran Santiago, que concentra los muertos e infectados, cumple una semana el viernes e inicia una segunda, sin que de momento se observe una disminución de las infecciones. Varios especialistas opinan que los ocho millones de santiaguinos deberán estar más tiempo en aislamiento.Una cuarentena total en el gran Santiago, que concentra los muertos e infectados, cumple una semana el viernes e inicia una segunda, sin que de momento se observe una disminución de las infecciones. (Foto: EFE/ Alberto Valdés).Una cuarentena total en el gran Santiago, que concentra los muertos e infectados, cumple una semana el viernes e inicia una segunda, sin que de momento se observe una disminución de las infecciones. (Foto: EFE/ Alberto Valdés).

Desde Bolivia, los contagios seguían en acelerado ascenso mientras que la cuarentena obligatoria se relajaba por la presión en los barrios populares tras dos meses de encierro.

En el país sudamericano la pandemia además ha intensificado las tensiones políticas porque la emergencia sanitaria llevó a suspender las elecciones presidenciales que estaban programadas para el 3 de mayo. Por un lado, la presidenta interina Jeanine Áñez hace frente a protestas que reclaman el fin de la cuarentena y por el otro exigen convocar a elecciones.

Al de por sí complicado panorama que encara la mandataria, que además es candidata, esta semana se sumó un escándalo por la compra de respiradores con sobreprecio que le ha costado el cargo al ministro de Salud, Marcelo Navajas.

Dos regiones del oriente, Santa Cruz y Beni, que concentran el 80% de los contagios, ya están al límite de su capacidad hospitalaria, según las autoridades. Hasta el jueves el país registraba 4.720 casos positivos y 199 decesos.

La buena noticia es que el histórico líder indígena de la amazonia boliviana, Marcial Fabricano, de 77 años, regresó a su casa el tras vencer a la epidemia. “Por la gracias del Creador todavía estoy con vida”, dijo a la prensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here