Chiclayo: Panaderos crean el “Pan anti covid” a base de kion, ajos, cebolla y limón

0
473

La Asociación de Panaderos de Monsefú, en Chiclayo (Lambayeque), decidió elaborar un pan a base de kion, cebolla, limón y ajos, al que lo han bautizado como el “Pan anti COVID-19”.

El distrito de Monsefú se caracteriza por su exquisito pan y esta vez no fue la excepción. Después de varias pruebas para obtener un sabor agradable, los seis panaderos involucrados en el proyecto presentaron este novedoso producto.

“Se me ocurrió un pan que contenga kion, cebolla, limón y ajos. Entonces yo he comenzado a llamar a los amigos, nos hemos juntado y cada uno ha hecho sus proyectos, y hemos llegado a la conclusión con una dosis específica para que así el pan pueda ser degustado por la población en general”, manifestó Hildebrando Bonilla, presidente de la asociación, en declaraciones a Exitosa.

Al respecto, precisó optaron por usar ingredientes relacionados a remedios caseros para combatir síntomas asociadas a enfermedades respiratorias.

“Se puede decir que este pan se encuentra fortalecido, ya que es un pan que se hace artesanalmente. Entonces, nosotros hemos querido innovar con estos ingredientes y darle fortalecimiento a este pan que estamos sacando”, expresó.

La presentación oficial del “Pan anti COVID-19” será en la tradicional Feria de Exposiciones Típico Culturales de Monsefú (Fexticum), que año tras año albergaba a miles de turistas nacionales e internacionales. Este año, el evento se realizará de manera virtual en su 48° edición, debido a la pandemia por el nuevo coronavirus.

“Las personas debemos acostumbrarnos a consumir este tipo de productos, así como en la parte Sur, que se emplea la quinua y maca para elaborar pan, ahora es momento que en el norte nos innovemos y reinventemos este tipo de producto que lleva nuevos ingredientes el ajo, kion, cebolla y limón que se utiliza para remedios caseros y uso cotidiano en la gastronomía”, puntualizó Bonilla.

Cabe indicar que la pandemia del COVID-19 también afectó a los panaderos artesanales, reduciendo sus ventas.  Muchos de ellos tuvieron que dejar de trabajar en la elaboración de pan por varios meses.