Carreras de Turismo y Construcción tienen gran demanda de trabajo, pero universidades no se interesan por ellas

0
174
Contrastes. El estudio sobre la Problemática de las Universidades Nacionales, realizado por la Secretaría Nacional de la Juventud (Senaju), indica por ejemplo que Administración es la carrera con más matriculados, y Educación se ofrece en la mitad de universidades peruanas; juntas, copan el 75% de puestos universitarios.

Cynthia Campos/

En el Cusco se requieren más profesionales del sector construcción, pero lo que hay es un alto número de egresados vinculados a la agricultura, muchos de ellos desempleados o empleados en el sector informal.
En La Libertad, los sectores con más potencial son los relacionados a la actividad agroindustrial, al turismo y a la minería. En contraste, el mayor número de profesionales de la región pertenecen a las áreas de servicios sociales y Educación; es el mismo caso de Amazonas, donde la demanda viene por la agricultura y el turismo.

En Lima, por otra parte, la mitad de los profesionales de servicios sociales, educación, administración, medicina, ingenierías, ciencias jurídicas y otras, se encuentra empleado. Sin embargo, se prevé que carreras relacionadas con la construcción y la manufactura tendrán más demanda de profesionales en el corto plazo.

Estos datos, dados a conocer por la Secretaría Nacional de la Juventud (Senaju), revelan el panorama general del mercado de carreras universitarias en el país: una brecha entre lo que se ofrece y lo que se necesita.

Un informe de la Contraloría advirtió sobre la situación en abril de este año: no se está preparando en las aulas de las universidades públicas a los profesionales que serán requeridos en el futuro. El estudio Problemática de las Universidades Nacionales, que analiza el periodo 2005 al 2010, da cuenta de que no existe una política integral que permita acortar esta brecha.

Precisamente por ello, recomendó a la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) realizar un informe sobre cuáles serían las carreras con mayor proyección en el país; es decir, los profesionales que se van a necesitar a futuro en los distintos sectores productivos, pero que no tienen el número suficiente de escuelas, facultades y matriculados.

En este momento, según el informe de Contraloría, hay 16 mil 272 jóvenes en la carrera de Administración de Empresas, el área que cuenta con más matriculados a nivel nacional. Otros 11 mil 108 se preparan en las aulas de Contabilidad y, en tercer lugar, 8 mil 904 optaron por la carrera de Derecho, revela un informe de la Contraloría General de la República.

La pregunta es si una vez egresados estos profesionales podrán ocuparse en un empleo formal y no caer en las estadísticas del subempleo y el desempleo.

Oferta vs. mercado

Si no existe una política para ordenar la oferta de carreras universitarias ¿Qué organismo debería encabezar el reordenamiento?

Para la Contraloría, la institución llamada a realizar este informe de qué profesiones y carreras técnicas se requerirán en el futuro, en el marco de las nuevas necesidades del país, es la Asamblea Nacional de Rectores.

Pero para la ANR esto es un contrasentido, pues el primer paso para este reordenamiento debería llegar desde el propio Estado. Es decir, el Estado debería primero establecer qué lineas de desarrollo seguirá, digamos en 10 o 15 años, y a partir de allí se establecerá qué carreras se implementan o mejoran.
De hecho –agrega el titular de la ANR, Orlando Velásquez Benites–, sí existe una sobreoferta de profesionales de carreras como Contabilidad, Derecho, Ciencias Económicas, que muchas veces no encuentran empleo. Sin embargo, también hay entre la oferta laboral buen número, por ejemplo, de sociólogos, que encuentran difícil hallar un empleo.

Velásquez Benites fundamenta así su argumento: «Pregunto: ¿No encuentran trabajo porque hay muchos sociólogos o porque el Estado no está creando un tipo de desarrollo que requiera la demanda de esas carreras?».

Actualmente, no existe siquiera el estimado de cuáles serían estas carreras con mayor proyección, y aunque Velásquez Benites afirme que eso no es competencia de su institución sino del Estado, igual sostuvo que la ANR realizará el mapeo de las carreras con más demanda en el futuro. Lo hará durante el plazo de moratoria de creación de nuevas universidades, que será de tres años, de acuerdo con un proyecto de ley aprobado apenas en la Comisión de Educación del Congreso y que aún tendrá que seguir el camino para su debate en el Pleno y su aprobación final. O sea, todavía no hay fecha para la moratoria ni para la elaboración del mapeo.

Mientras se espera, la Secretaría Nacional de la Juventud hizo ya su propio estudio, detallado región por región. Los resultados están plasmados en la Guía de Orientación de Estudios 2011.

Por esta guía se sabe por ejemplo que Cajamarca tiene un gran potencial en lo que respecta a agricultura, ganadería, turismo y minería, pero que no cuenta con profesionales y mano de obra capacitada específicamente para estos sectores. O que en Tumbes, las carreras más representativas son aquellas ligadas a los servicios sociales y asistenciales y la educación, mientras que las carreras empresariales tendrían más oportunidad para entrar a la Población Económicamente Activa (PEA).

Según la Encuesta Nacional de la Juventud, Enajuv 2011, los jóvenes del área rural consideran que el verdadero potencial del Perú se encuentra en la agricultura, seguida de la minería, el turismo y la gastronomía; mientras que en Lima, los primeros puestos lo ocupan la gastronomía, el turismo y la minería. Cada una, una mirada distinta. ¿Hacia dónde ir?

 

Se implementan las más baratas

En la oferta universitaria, el 51% corresponde a Educación, que junto con Derecho y Administración constituyen las tres cuartas partes de la oferta y encabezan el ránking de las profesiones que más se ofrecen en las universidades públicas del país, estimó Hugo Díaz, ex funcionario del Consejo Nacional de Educación.

De acuerdo con una publicación de la Contraloría, Díaz sostuvo que en el Perú la mayoría de los centros tiende a crear su oferta con base en carreras más baratas o que demandan menos inversión con respecto al equipamiento.

 

En cifras

8 millones de jóvenes hay en el Perú, según la Enajuv 2011.

350 mil jóvenes terminan la escuela anualmente.

36.6% de ellos sigue una carrera universitaria. En el interior es un 10.7%.

22.3% optó por una carrera técnica.