Camioneta cae a un abismo de 300 metros y chofer sobrevive de milagro

0
287

El conductor Carlos Centeno Guía, 45 años, salvó de morir de milagro, luego que la camioneta que piloteaba cayera a un abismo de 300 metros de profundidad en el sector de Orccomayo, distrito de Talavera, Andahuaylas.

El accidente vehicular se registró la madrugada de este último domingo cuando la máquina se desplazaba por una trocha carrozable de Ocobamba a Talavera. Informaron voceros policiales.

Como consecuencia del despiste, el vehículo con placa de rodaje CQM-470, dio numerosas vueltas de tonel por la empinada pendiente quedando el chofer atrapado entre los fierros retorcidos de la cabina.

Hasta el lugar del siniestro se movilizaron policías, bomberos y serenos de la comuna distrital de Talavera que trabajaron ardorosamente para rescatar al sobreviviente.

El conductor fue auxiliado y trasladado al hospital Subregional de Andahuaylas donde se encuentra internado con pronóstico reservado.

Continúa la búsqueda. Sin embargo, lo que alertó a los policías fue la información que brindaron familiares cercanos, manifestando que en la camioneta siniestrada también viajaba Jhaneth Naveros Guerreros, pareja del chofer.

Tras varias horas de búsqueda y haberse peinado toda la zona, el resultado ha sido negativo.

Se informó que el documento de identidad de la mujer dada por desaparecida fue hallado en el bolsillo del conductor que sigue inconsciente con trauma craneal severo, desconociéndose si se encontraba en el vehículo al momento de producirse el accidente.

Las investigaciones continúan a cargo de la Policía y el Ministerio Público.

En el registro vehicular de la Sunarp, la camioneta siniestrada está registrada a nombre de Juan Manuel Cisneros Navarrete y Blanca Barrera Arteaga de Cisneros.