Brasil: Vale paraliza operaciones en mina de níquel luego de orden judicial

0
130
Huaral Pe

En Brasil, la minera Vale dijo que paraliza las operaciones en mina de níquel Onca Puma luego de una orden judicial en Pará.

Esto luego de que el estado de Pará obtuviera una orden judicial para restablecer la suspensión de la licencia de operación de la empresa.

Las operaciones en Onca Puma se detuvieron por primera vez a principios de octubre debido a un presunto incumplimiento de las regulaciones locales.

Un juez otorgó a Vale una orden judicial el 7 de octubre permitiéndole reanudar sus actividades; sin embargo, fue anulado por un tribunal superior. Vale dijo en una presentación que tomaría medidas para anular la decisión.

El departamento de medio ambiente de Pará dijo el 4 de octubre que la licencia fue suspendida debido a que Vale no cumplió con los términos del permiso. Estos incluían la obligación de brindar servicios a las comunidades aledañas a la mina. La producción de níquel de Vale en Brasil alcanzó las 16,000 toneladas en 2020.

Vale renuncia a todos los derechos de prospección minera en tierras indígenas de Brasil

La minera brasileña Vale SA ha renunciado a todos los derechos de prospección minera en tierras indígenas en Brasil. Esto reconociendo que requieren el consentimiento de las comunidades y una legislación que regule dicha actividad, dijo la empresa.

Vale dijo en un comunicado que desde el año pasado ha devuelto a la Agencia Nacional de Minería 89 licencias para la investigación de minerales; y actividades mineras en tierras que interfieren con las reservas indígenas.

En los próximos días, la compañía presentará retiros y renuncias para 15 prospectos mineros restantes que se superponen con parte de la reserva Xikrin do Cateté en Pará; el estado del norte donde Vale, uno de los mayores productores mundiales de mineral de hierro, extrae gran parte de su mineral.

Vale dijo que el consentimiento previo era fundamental para la autodeterminación de los pueblos indígenas y la protección de sus culturas y formas de vida.

La decisión de la compañía se produjo mientras el Tribunal Supremo de Brasil debate la validez constitucional de una fecha límite para las reclamaciones de tierras indígenas, que el gobierno del presidente Jair Bolsonaro y el sector agrícola han promovido para dar a los agricultores seguridad jurídica en las disputas de tierras en la potencia agrícola.

Los indígenas dicen que las garantías de la tierra son vitales para su supervivencia y acusan al gobierno de Bolsonaro de pisotear sus derechos para permitir la minería y la agricultura comercial en tierras tribales en la Amazonía.


Huaral Pe