Barranca: la trágica historia de una pensionista de la ONP que recibe s/ 3 al mes

0
511

Una mujer sobrevive con una pensión de viudez de apenas S/ 3 soles que cada mes debe cobrar en la Oficina de Normalización Previsional (ONP) de Barranca para no perder su seguro de salud.

Un informe de «Al estilo de Juliana», reveló la dramática historia de Edda Rosario Navarro Sipán (62), quien cada mes debe gastar más de S/ 12 para llegar a Huacho y cobrar lo poco que pudo heredar de su esposo Félix Vásquez Valencia, fallecido en febrero del 2019.

En vida, la situación del hombre tampoco era la mejor, pues cobraba únicamente S/ 7.70, de los cuales le descontaban S/ 0.70 céntimos, luego de aportar durante 18 años a la desaparecida Caja de Beneficios Sociales del Pescador.

“Una vez no tenía ni para comer. ¿Qué hice? Tres soles de pollo, unas cuantas verduras y se fueron lo seis soles de dos meses en un ratito”, confiesa entre lágrimas de impotencia y resignación.

Lo peor llegó cuando hace un par de meses la diagnosticaron como paciente positiva para COVID-19, enfermedad que contrajo mientras se desempeñaba como vendedora ambulante para pagar las deudas de su hogar y medicinas, ya que sufre de osteoporosis.

Edda Rosario Navarro Sipán fue dada de alta en Lima el pasado 11 de agosto, pero el dinero de su pensión no le alcanza ni para comprar una azitromicina. Por tal motivo, se ve obligada a prestarse el dinero para costear su tratamiento y las deudas de su hogar.

Por ejemplo, solo para pagar los S/ 33 que mensualmente le llegan de agua debe ahorrar casi un año de pensiones. La situación se torna insostenible pues ella misma confiesa que cada mes siente más vergüenza de tener que ir a cobrar en persona el exiguo monto.

Ella es consciente de que la ONP no es la responsable de su desgracia, pues la institución solo heredó los pasivos del hombre con quien compartió 44 años de su vida. Sin embargo, no puede darse el lujo de dejar de cobrar los S/ 3 pues automáticamente le quitarían el seguro de salud.

Ahora Edda Rosario Navarro Sipán solo pide una pensión digna que le permita terminar sus días sin correr la misma suerte de su amado, quien murió luego de enviar múltiples cartas dirigidas al presidente Martín Vizcarra sin recibir respuesta alguna.