Barranca: sujeto confesó haber asesinado a cuatro miembros de una familia

0
120

Luego de más de dos meses del homicidio, la Policía logró detener a uno de los responsables. También se capturó a otro de los principales sospechosos, pero un juez lo liberó y ahora se encuentra como no habido. José Hugo Moreno Velásquez (25) es uno de los nombres de los implicados que, según la Policía, participó en el cuádruple crimen que conmocionó Barranca hace más de dos meses.

El 14 de setiembre los cadáveres fueron hallados sin vida en una vivienda de la calle Andrés de los Reyes. Se trataba del abogado Jairo Saldaña Navarro, su medio hermano John Huamán Navarro, su madre Ricardina Navarro Ticlia y su sobrino menor de edad.La División de Homicidios de la Dirincri tomó el caso y así fue como poco a poco empezaron a reunir pruebas hasta que identificaron a los cuatro presuntos responsables de las muertes.

En una de las cámaras de seguridad se observa cómo a las 1.18 p. m. del día anterior a los hechos, una mototaxi llega hasta la casa de las víctimas. De la unidad desciende una menor de 14 años y una amiga. La Policía señala que la adolescente conocía a la familia.

Ambas tocaron la puerta, pero como nadie les abrió, se fueron y a las 3.50 p. m. la menor regresó con otra amiga también en una mototaxi, que, de acuerdo a los investigadores, era manejada por Yeri Junior Quineche Otoya (27). Esta vez las féminas sí fueron recibidas.

Tres horas después, a las 6.51 p. m., una mototaxi llegó hasta el frontis del inmueble y de allí descendieron dos sujetos que ingresaron porque ellas les habrían abierto la puerta. Los investigadores señalan que esos hombres eran Moreno y Quineche.Una vez adentro, los implicados maniataron a los cuatro presentes. Su objetivo era apoderarse de una fuerte suma de dinero que el abogado supuestamente tenía guardado.

“Solo teníamos en mente entrar y robar”, comentó Moreno, alias ‘Negro’, ante la Policía. Los delincuentes también habían planificado llevarse varios artefactos eléctricos. A las 12.52 a. m. salieron con un televisor, celular, laptop, tarjetas de crédito, 300 soles en efectivo y algunas cosas más. Las cámaras de seguridad fueron determinantes para lograr la captura de Moreno quien, al ver que la Policía tenía información suficiente para incriminarlo, terminó por confesar.

“Frente a las evidencias, él ha confesado las circunstancias de cómo sucedió el hecho y asimismo la participación que tuvo en el crimen”, señaló el coronel PNP Erick Ángeles, jefe de la División de Homicidios de la Dirincri, en declaraciones a Domingo al Día.

Este sujeto, quien cuenta con antecedentes por hurto agravado, dijo que sus víctimas no opusieron resistencia, pero igual los mataron por decisión de Quineche y la adolescente, pues al parecer esta última fue reconocida por uno de los agraviados.

Con las pruebas recabadas y su confesión, el Poder Judicial ordenó 24 meses de prisión preventiva para Moreno. Actualmente se encuentra recluido en el penal de Huacho. La Policía ya había capturado a Yeri Quineche en octubre pasado y la Fiscalía había solicitado prisión preventiva, pero en la audiencia el juzgado de investigación preparatoria le dictó comparecencia con restricciones. Desde entonces, el sujeto se encuentra como no habido y ahora tiene orden de captura aunque no por los crímenes, sino por omisión de asistencia familiar.

Los investigadores de la División de Homicidios también están tras los pasos de la menor de edad, quien cuenta con una orden de detención preliminar por 72 horas. Si bien alias ‘Negro’ dijo que fue asesinada, esta versión no ha sido confirmada. De acuerdo a la Policía, todos los implicados en el asesinato de la familia formaban parte de la banda criminal Los desquiciados de Santa Catalina, dedicada a la extorsión y al robo de motocicletas, vehículos y viviendas en Barranca y Huarmey.

El líder de la banda habría sido Yeri Quineche, quien este mismo año salió de prisión donde estaba recluido por robo. Antes de los crímenes, fue nuevamente detenido por tenencia ilegal de armas y tráfico ilícito de drogas, pero fue liberado.