Aumenta el caudal del río Rímac y Defensa Civil pide a población estar alerta

0
26

Después de que el sábado 12 de febrero, el Senamhi —desde la estación hidrológica de Chosica— reportara un peligroso incremento en el caudal del río Rímac, donde las zonas de Ñaña, Huachipa, Morón y Chaclacayo podrían verse afectadas, el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) advirtió a ciudadanos y autoridades locales tomar medidas preventivas en caso se produzcan huaicos o desbordes que pongan en peligro a la zona y sus alrededores.

“Indeci exhorta a las autoridades locales ejecutar sus planes de contingencia, preparar su sistema comunitario de alerta temprana, prever la organización de la población y disponer el monitoreo permanente de los ríos para tomar medidas o alertar evacuación”, indicaron desde sus canales oficiales para dar un llamado de serenidad y preparación ante riesgos.

Pérdidas humanas, económicas y de infraestructura

Cada año en nuestro país ocurren cientos de emergencias, ya sea por eventos de origen natural o por inducción humana. Solo entre 2009 y 2018, se registraron en el Perú alrededor de 49 mil 237 emergencias, de las cuales 36 mil 882 fueron generadas por causas naturales, como lluvias, sismos, huaicos, desbordes, entre otros. El rápido crecimiento de la población, el deterioro y contaminación del medio ambiente y el aumento de la pobreza han contribuido a convertir estos eventos en desastres que provocan pérdidas en vidas humanas, infraestructura y bienes materiales.

Según Unicef, a nivel mundial, cada decenio las catástrofes provocan la muerte de un millón de personas y dejan sin hogar a millones más. Las consecuencias también han alcanzado el mercado y la industria, donde las pérdidas económicas a nivel internacional se han triplicado en los últimos 30 años. Por ello, en el 2011, en nuestro país se creó el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres con la finalidad de identificar y reducir los riesgos, así como para la preparación y atención ante situaciones de desastre.

En nuestro país, todas las autoridades regionales y locales —con la asistencia técnica del Indeci— tienen responsabilidades definidas para ejecutar acciones de preparación y respuesta ante emergencias originadas por eventos naturales o por la actividad humana. Estas son algunas de las recomendaciones que brinda Indeci en caso de encontrarse en medio de estas emergencias.

¿Qué hacer ante un mensaje de alerta de huaico o aluvión?

  • Pon en práctica tu Plan Familiar de Emergencia considerando las acciones específicas ante huaicos y aluviones.
  • No te detengas ni cruces cauces de quebradas, laderas de cerros o de monte.
  • No manejes por zonas de probable impacto y aléjate de inmediato de ellas.
  • Identifica tus rutas de evacuación y zonas seguras ante aluviones.
  • Si el huaico o aluvión está cerca y ya no hay tiempo para evacuar a las zonas seguras o puntos de reunión, practica la evacuación vertical, es decir, ubícate en la parte alta de la casa, ya sean techos o pisos superiores.
  • No te detengas a grabar ni tomar fotos al huaico o aluvión.

¿Cómo actuar luego de que haya ocurrido un huaico o aluvión?

  • Si vas manejando y estás cerca del área de impacto del huaico o aluvión, no cruces y aléjate de esta zona.
  • Regresa a tu casa solo si las autoridades indiquen que es seguro hacerlo.
  • Al regresar a tu casa, revisa las instalaciones de agua, desagüe, electricidad y gas y asegúrate que estén en buen estado antes de usarlas.
  • Desinfecta tu casa y limpia el barro u otros elementos que hayan sido arrastrados por el huaico.
  • Limpia tus manos con agua y jabón o alcohol en gel y evita tocarte la cara. De esa manera te protegerás de muchas enfermedades, incluyendo la COVID-19.
  • Mantente atento ante cualquier síntoma de infecciones estomacales, lesiones o problemas en la piel, enfermedades causadas por zancudos o roedores (dengue, paludismo, leptospirosis, entre otras).
  • Organízate con tus vecinos para participar en las labores de rehabilitación.