Asesora del ‘fraude electoral’ ayudó a desaparecer pruebas de lavado de activos contra Keiko

0
39

Para anular votos de Elecciones 2021, Fuerza Popular contrató asesoría legal de Shirley Montenegro, quien participó en desaparición de pruebas de lavado de activos contra Keiko Fujimori.

Por Nicol León

Fuerza Popular contrató a 16 abogados para denunciar, sin pruebas, un presunto fraude electoral en los comicios 2021. Según el reporte de financiamiento que presentó a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), el partido político pagó 162 mil 22 soles a los asesores legales a cambio de que defiendan el pedido de anulación de votos obtenidos por Perú Libre.

Una de las abogadas contratadas fue Shirley Montenegro Flores, fujimorista que ayudó a desaparecer pruebas de lavado de activos contra Keiko Fujimori en 2018. Fuerza Popular le pagó 14 mil soles a cambio de sus servicios legales entre el 1 de abril y el 20 de agosto de 2021.

En 2019, ella fue incluida como testigo en la investigación que inició el Equipo Especial Lava Jato contra Keiko Fujimori por presunto lavado de activos. La citaron luego de que Luis Mejía Lecca, extesorero de Fuerza Popular, confesó que la contactó para que busque documentos eventualmente incriminatorios en la casa de Ana Herz de Vega, mano derecha de Keiko Fujimori.

Mejía Lecca aseguró que Montenegro halló talonarios de una rifa que Fuerza Popular organizó en 2010. Según un colaborador eficaz, en este evento se lavaron 2 millones de soles que Odebrecht entregó para la campaña presidencial de 2011.

Los talonarios, con los datos de los ‘compradores’, fueron incinerados en el jardín de Ana Herz. Montenegro presenció tal hecho, de acuerdo con Melissa Sánchez, otra fujimorista que la ayudó a buscar las pruebas incriminatorias.

Shirley Montenegro admitió ante los fiscales que acudió a la casa de Ana Herz. Respondió que el motivo de su visita fue brindar asesorías legales al partido y no quiso confirmar si buscó documentos incriminatorios.

“Dentro de la asesoría y consultoría que me indicaron que realizaríamos, me reservo mi derecho a responder, dado el derecho a reserva del secreto profesional”, contestó.

Fuentes de fiscalía aseguraron que la manifestación de Montenegro dio peso a lo confesado por los colaboradores eficaces; sin embargo, la hipótesis fiscal es que en las organizaciones criminales existe secretismo coordinado, por lo que no hallaron suficientes elementos probatorios para presentar cargos contra Montenegro.