Arequipa: Pronis pagó S/ 2 millones por módulos que no se necesitaban

0
121

La Contraloría General de la República detectó que el Programa Nacional de Inversiones en Salud (Pronis) del Ministerio de Salud (Minsa) gastó sin sustento alguno S/ 2 millones 160 mil durante los meses de agosto y setiembre en el alquiler, operación y mantenimiento del Centro de Atención y Aislamiento Temporal (CAAT) del hospital Honorio Delgado.
Y es que, durante estos meses los ambientes estuvieron casi vacíos por la disminución de pacientes hospitalizados con el coronavirus.

También puedes leer: Arequipa: Procuraduría del GRA desaloja a invasores en Mariano Melgar

A través del informe de hito de control Nº 001- 2021, el ente de control reveló que el 26 de julio de presente año, la unidad de gestión de operaciones de Pronis requirió a la unidad de Administración y Finanzas de la misma entidad continuar alquilando el CAAT mediante la contratación directa a la empresa Soluciones Estructurales S.A.C. para los dos meses posteriores, aduciendo que había necesidad de hospitalizar pacientes.

 Sin justificación

En la justificación presentada para dar continuidad al servicio de alquiler operación y mantenimiento del CAAT, se informó que, durante los seis primeros meses del año, el CAAT que comprende dos módulos con 200 camas de hospitalización había alcanzado el 86% de ocupación de las mismas.
No obstante, la Contraloría advirtió que esta justificación no tendría sustento, puesto que según la sala situacional del Ministerio de Salud entre los meses de enero y abril el CAAT llegó a un tener un promedio de 50 camas ocupadas, y aunque esta cifra se elevó entre mayo y junio a un promedio de 150, luego empezó a descender a partir de julio, agosto y en adelante.
Asimismo, se comprobó que a fines del mes de junio, el director del hospital Honorio Delgado, Richard Hernández solicitó al Pronis priorizar la implementación de 46 camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el CAAT, puesto que había la necesidad de continuar la atención a pacientes críticos, pero este pedido no fue atendido hasta la fecha.
“Se advierte que la necesidad de ocupación de camas hospitalarias ha venido disminuyendo y no se consideró la necesidad de camas UCI solicitadas por la dirección del hospital. (…) Esta situación pone de manifiesto que el requerimiento para la contratación del servicio carece de sustento suficiente y no refleja la necesidad del hospital que sí requiere camas UCI”, se desprende de las conclusiones de Contraloría.

MÁS EN EXITOSA