ANÁLISIS | Hive Social es la última alternativa a Twitter en ganar fuerza… y en mostrar lo difícil que sería reemplazar a esa red social

0
453

(CNN Business) — La escabrosa toma de Twitter por parte de Elon Musk ya se ha caracterizado por despidos masivos, renuncias y el restablecimiento de la cuenta del expresidente Donald Trump, así como otras decisiones controvertidas, que deja a muchos usuarios inseguros sobre la dirección del futuro de la plataforma.

En medio del caos, varias alternativas han informado de un aumento de nuevos usuarios. La última en ganar impulso generalizado es Hive Social, una aplicación que combina algunos de los elementos familiares de Instagram, Twitter e incluso MySpace, y que, según se informa, fue iniciada por una estudiante universitaria que aprendió a programar por sí misma. Este lunes, un tuit cargado de blasfemias que cuestionaba qué era Hive incluso llamó la atención de Musk, quien respondió con un simple «lmao» (una expresión para burlarse).

La firma de análisis de aplicaciones Sensor Tower le confirmó a CNN Business este martes que Hive Social ha visto aproximadamente 871.000 instalaciones en todo el mundo, más de un tercio de las cuales se produjeron solo en la última semana. Esta semana, Hive Social obtuvo el primer lugar en la categoría de redes sociales en la App Store de EE.UU.

Sin embargo, cuando intenté descargar la aplicación Hive en mi dispositivo Apple, recibí una serie de errores. Primero, tuvo problemas para permitirme registrarme a través de mi dirección de correo electrónico. Luego, recibí un mensaje emergente que decía que mi dispositivo estaba bloqueado por «actividad inusual». A pesar de esto, pude crear una cuenta dando mi número de teléfono. Sin embargo, la plataforma actualmente no ofrece autenticación de dos factores.

Caos en Twitter por renuncias masivas y el cierre de las oficinas 0:40

Lo que hay en Hive Social

Una vez que configuré mi cuenta, cambié a su página «Descubrir», donde de inmediato recibí una imagen inesperada de un hombre completamente desnudo. (En su sitio web básico, Hive Social dice que se permite el contenido de desnudos, siempre que esté categorizado como «Contenido para adultos NSFW», en español, contenido no seguro/apropiado para el trabajo).

publicidad

La interfaz se parece más a Instagram que a Twitter: en gran parte se basa en imágenes, pero también tiene la opción publicaciones de solo texto. Tuve problemas para usar la función de búsqueda para encontrar personas a las que seguir. Además de la confusión, vi bastantes cuentas diferentes que parecían tener exactamente el mismo nombre de usuario: más de una docena de cuentas con un nombre de usuario @Catherine, por ejemplo.

No recibí ningún anuncio obvio ni cuentas abiertamente spam mientras me desplazaba por la pestaña «Para ti», lo cual fue agradable. En general, también hubo un fuerte sentido de creación de comunidad entre muchos de los nuevos usuarios, ya que las personas compartieron sugerencias y consejos sobre cómo comenzar a utilizar la aplicación. El feed principal, que consta de publicaciones de las personas a las que sigues, es cronológico, a diferencia de la mayoría de las plataformas conocidas.

Hive Social, que enumera solo dos empleados en LinkedIn, no respondió a las solicitudes de CNN Business para una entrevista o más comentarios. Una cuenta de Twitter asociada con la aplicación dijo este miércoles que se había visto inundada con nuevos registros de usuarios y «las verificaciones de correo electrónico aún están inactivas, ¡pero el inicio de sesión en Google y Apple funciona!». La cuenta de Twitter también respondió a algunas solicitudes de solución de problemas de usuarios de Twitter que estaban configurando sus cuentas en la plataforma de manera similar y enfrentando confusión y fallas.

En su sitio web, Hive Social también describe objetivos para mantener el respeto en la comunidad. “Eliminamos el contenido que contiene amenazas creíbles o discurso de odio, contenido que se dirige maliciosamente a personas privadas, información personal destinada a chantajear o acosar a alguien, y mensajes no deseados repetidos”, afirma.

“Las amenazas de daño al público (incluyendo amenazas de daño físico, robo, vandalismo y todas las formas de daño financiero) y la seguridad personal no están permitidas”, agregó el sitio web. «Hive revisa cuidadosamente los informes de amenazas para determinar si una amenaza es creíble».

Las pautas de Hive son admirables, pero queda una pregunta abierta sobre cómo podrá mantener sus objetivos de moderación de contenido en medio de un aumento repentino de nuevos usuarios. En una entrevista con Newsweek, la fundadora de Hive, Kassandra (Raluca) Pop, dijo que solo tres personas (ella, un diseñador y un desarrollador) ejecutan la aplicación. “Solo somos nosotros tres y creo que nos estamos manejando bastante bien”, dijo al medio. Y, de hecho, para un equipo tan pequeño, el vertiginoso crecimiento de usuarios de la aplicación es una hazaña notable.

Si bien la interfaz era atractiva y algunas de las publicaciones interesantes, me sentí demasiado frustrado por los constantes retrasos y caídas como para dedicar mucho tiempo a la aplicación todavía. La falta de una interfaz web también me dejó inseguro de qué tan bien llenará un agujero en forma de Twitter para aquellos que buscan una alternativa a la plataforma propiedad de Musk.

Qué es Mastodon, la red que podría competir con Twitter 2:26

La dificultad para reemplazar Twitter

Para ser justos, Hive comenzó en 2019 y nunca buscó ser un clon de Twitter o dar la bienvenida a una afluencia repentina de usuarios de Twitter descontentos. La fundadora le dijo a Newsweek que se inspiró para crear Hive después de su propia frustración con el algoritmo y los anuncios de Instagram.

El aumento viral de Hive durante la semana pasada, y los contratiempos asociados con otras alternativas de Twitter como Mastodon (más sobre esa red social aquí) o Post.News (que actualmente solo acepta nuevos usuarios para unirse a una «Lista de espera»), en muchos sentidos solo revelan lo difícil que sería reemplazar una plataforma que ha sido ampliamente utilizada por marcas, agencias gubernamentales y más durante más de una década.

Más allá del inusual conjunto de circunstancias de Twitter, otros gigantes de las redes sociales también enfrentan un nuevo ajuste de cuentas provocado por un latigazo en la demanda y el empeoramiento del clima económico. A medida que los usuarios y desarrolladores se enfrentan a cambios radicales en el funcionamiento de las redes sociales, los grupos de derechos digitales instan a que este también sea un momento para reagruparse y reconstruir sobre la base de lecciones pasadas.

“Los problemas de vivir bajo un sistema dominado por grandes corporaciones que no rinden cuentas parecían ineludibles. Pero el crecimiento se ha estancado para estas plataformas centralizadas, y Twitter está en medio de un horrible colapso”, escribieron Cindy Cohn y Rory Mir de la Electronic Frontier Foundation, una organización sin fines de lucro, en una publicación de blog. “Nuestros corazones están con los miles de trabajadores maltratados o dejados ir por los jugadores titulares”.

“Las principales plataformas ya lo han estropeado”, agregaron Cohn y Mir, “pero ahora tenemos la oportunidad de hacerlo bien y construir algo mejor”.