Noticias de Huaral

Álvarez Rodrich: Los sobones que no quieren perder la mamadera hablan de envidia

imagen-alvarezrodrichConsideró que la posición del Gobierno de no negar rotundamente la eventual candidatura de Nadine Heredia se debería a una de dos posibilidades.

Aquellos juristas que defienden la eventual postulación de la primera dama, Nadine Heredia, a los comicios presidenciales del 2016, asegurando que la ley electoral no puede estar por encima de la Constitución, lo hacen para mantener sus cargos y relaciones, sostuvo el periodista Augusto Álvarez Rodrich en su columna de hoy.

Los sobones que no quieren perder la mamadera hablan de envidia; los juristas-sobones se avientan con justificaciones de la inconstitucionalidad de la norma que le impide postular; y los pragmáticos recurren al expediente del ‘mal menor’ para usar a Nadine contra Keiko o Alan”, mencionó.

Asimismo, manifestó que la posición del presidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, de no negar rotundamente la posible candidatura de ella, la cual calificó como inmoral e ilegal, se debería a una de dos posibilidades.

“Hasta hoy ha sido imposible obtener una respuesta inequívoca de las dos únicas personas cuya opinión es relevante en la materia, el presidente Humala y su esposa. Su ambigüedad –“no está en agenda”, “estamos ocupados en cosas más importantes”– obedecería a una de dos intenciones”, expresó el periodista.

Según explicó, la primera posibilidad es que Heredia sí será candidata presidencial, pero no conviene anunciarlo tan pronto, porque ello significa un costo político que podría afectar laactual gestión nacionalista.

“Por un lado, en alianzas y amistades que se quebrarían por la sensación legítima de haber avalado a un par de embaucadores que se vistieron de demócratas para llegar al poder pero que, una vez ahí, se sacaron la careta para perpetuarse. Por el otro lado, por el escándalo que significaría formalizar una candidatura financiada con impuestos”, precisó.

En tanto, la segunda intención sería que negar esta candidatura, se podría traducir en un debilitamiento del nacionalismo en el Congreso. Esta bancada buscaría otras relaciones, teniendo en cuenta los comicios del 2016

“Implicaría una menor capacidad de negociación con otras fuerzas políticas para el próximo proceso electoral”, añadió.

Explicó que lo democrático, legal y decente para la gestión de Humala sería que el oficialismo construyera una candidatura atractiva para el 2016, sin la presencia de Heredia Alarcón en las listas, porque ello es ilegal e inmoral.

Lea la columna completa de Álvarez Rodrich.

Share:

Leave a reply

+ +