Alista tu equipaje: ¿Cuáles son los destinos turísticos de imperdible visita en julio?

0
48

Julio no solo es el mes patrio sino también el de las vacaciones de medio año, por lo que nos invita a preparar las valijas y visitar maravillosos atractivos turísticos como Machu Picchu y el Parque Nacional Huascarán, que celebran su aniversario, u otros como la costa norte para avistar el tránsito de ballenas y disfrutar de hermosas playas. Sin duda, hay sobrados motivos para realizar un viaje inolvidable a estos y otros sorprendentes destinos de nuestro país.

A continuación, conoce los destinos turísticos nacionales de imperdible visita en el mes de julio.

Machu Picchu

La más célebre ciudadela inca conmemorará, el próximo 24 de julio, el 111° aniversario de su hallazgo por parte del explorador estadounidense Hiram Bingham. Antes, el 7 de julio, Machu Picchu celebra 15 años de ser reconocida como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno. El santuario inca es una de las construcciones humanas que concita un gran interés en el mundo y hace pocos días volvió a ser tendencia por la visita del delantero de la selección peruana de fútbol, Gianluca Lapadula, quien junto a su familia recorrió y quedaron fascinados con el impresionante monumento arqueológico y estandarte turístico del Perú.

Su imponente y enigmática arquitectura, edificada íntegramente en piedra en el siglo XV por orden del inca Pachacútec sobre una escarpada montaña a 2,453 metros sobre el nivel del mar, así como la reconfortante energía que se percibe al recorrer la ciudadela inca, son los principales aspectos que cautivan a los miles de visitantes y motivan a visitar a una de las siete nuevas maravillas del planeta.

Con el paso del tiempo y el mayor conocimiento de su importancia como centro religioso, ceremonial, astronómico y agrícola inca, Machu Picchu logró, el 9 de diciembre de 1983, su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco por sus valores culturales y naturales.

Dos años antes, el 8 de enero de 1981, Machu Picchu fue declarado como Santuario Nacional y Parque Arqueológico por las autoridades peruanas.

En octubre de 2020, Machu Picchu fue uno de los primeros destinos del Perú en recibir el sello Safe Travels como destino turístico que garantiza una visita segura al contar con las medidas preventivas para evitar el contagio del covid-19.

Asimismo, Machu Picchu desarrolló la iniciativa Carbono Neutral, que lo convierte en un destino turístico de referencia mundial en la reducción de dióxido de carbono (CO2) y la gestión de residuos sólidos.

Además de recorrer la cautivante construcción inca que sobrevive al tiempo, se recomienda visitar la ciudad de Cusco, capital del imperio prehispánico más importante de Sudamérica y que fue inscrita junto con Machu Picchu en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, el 9 de diciembre de 1983. La Ciudad Imperial alberga una amplia variedad de atractivos en cada uno de sus rincones, por lo que motiva a regresar más de una vez para apreciarlos en detalle.

Asimismo, realizar una visita a parques arqueológicos como Sacsayhuamán, escenario principal del magnífico Inti Raymi; Ollantaytambo, Písac, Chinchero, Moray, entre otros; así como el fascinante Valle Sagrado, las minas de sal de Maras, Oropesa conocida como la “capital nacional del pan”, Huasao y otros fascinantes lugares. 

Parque Nacional Huascarán

Otro de los destinos del Perú preferidos por los turistas es el Parque Nacional Huascarán, que este 1 de julio celebra 47 años protegiendo los ecosistemas de la Cordillera Blanca, parte de la cordillera tropical más extensa del mundo, así como su enorme riqueza de flora y fauna, formaciones geológicas y nevados que le confieren una cautivante belleza paisajística y que son patrimonio natural, científico y cultural de la nación.

Creado como área natural protegida por el Estado el 1 de julio de 1975, mediante Decreto Supremo N° 0622-75-AG, el Parque Nacional Huascarán fue también reconocido por la Unesco como Reserva de Biosfera el 1 de marzo de 1977, y en 1985 como Patrimonio Natural de la Humanidad.

El Parque Nacional Huascarán se encuentra en el departamento de Áncash y tiene una extensión de 340,000 hectáreas, distribuidas entre las provincias de Huaylas, Yungay, Carhuaz, Huaraz, Recuay, Bolognesi, Pomabamba, Huari, Mariscal Luzuriaga y Asunción. 

En su interior protege la ecorregión de la Puna Húmeda de los Andes Centrales. Su territorio es accidentado y comprende el flanco oriental de la Cordillera Blanca, en la zona del Callejón de Conchucos, y el occidental en la zona del Callejón de Huaylas
El Parque Nacional Huascarán se encuentra ubicado en una zona eminentemente tropical, albergando los nevados más altos del mundo en esta región geográfica. Presenta cumbres nevadas con altitudes que oscilan entre los 5,000 y 6,768 metros sobre el nivel del mar, como el nevado Huascarán, el más alto del Perú y uno de los más elevados de Sudamérica.
El área cubierta por glaciares comprende 504.4 kilómetros cuadrados, que representa el 14.84 % del área total del Parque Nacional Huascarán. Existen 712 glaciares y 434 lagunas de origen glaciar, ocupando un área total de 29 kilómetros cuadrados. Es por eso que la importancia de esta área natural protegida se refleja en su potencial hidrológico, pues sus nevados alimentan la cuenca de los ríos Santa, Marañón y Pativilca.

El carácter prístino del paisaje es impresionante y es el atractivo central del Parque Nacional Huascarán. El buen estado de conservación de sus ecosistemas es el eje principal de activación de la economía local. Recorrer este lugar es un viaje por la historia del Perú y por la imponencia de nuestra geografía.

Sitios arqueológicos

En el ámbito del Parque Nacional Huascarán se ha identificado 33 sitios arqueológicos que muestran arte rupestre, sistemas de andenería, caminos, terrazas de cultivo, chullpas tumbas, miradores, fortificaciones, canales de irrigación, y otros. 

Mucha de esta riqueza cultural se encuentra ubicada en las diferentes quebradas y valles de pie de montaña. Los restos arqueológicos más representativos son los de Auquispuquio, Cullicocha, Queshquepachan, Paccharuri, Quilcayhuanca, Nuevo Tambo, Cayesh y Pachacoto.

Zonas de visita autorizadas

Las zonas de visita autorizadas en esta área natural protegida son Quilcayhuanca, con la laguna de Churup; Llaca, con la laguna Llaca y el nevado Vallunaraju; e Ishinca, con los nevados del mismo nombre. 

También las lagunas 69, Chinacocha y Querococha; los nevados Pisco y Pastoruri, Santa Cruz y Purhuay.

Playas de la costa norte

Considerada una de las experiencias más impactantes e inolvidables de la vida, el avistamiento de ballenas forma parte de los atractivos para visitar el Perú. Y las regiones de Piura y Tumbes son los mejores destinos turísticos para apreciar el tránsito, acompañado de asombrosos movimientos, de estos gigantes cetáceos por el mar de Grau, en una temporada que se extiende desde julio hasta finales de octubre.

La expectativa es grande este año teniendo en cuenta que, antes de la pandemia, el turismo asociado al avistamiento de ballenas movilizaba alrededor de 35,000 viajeros en un periodo de cuatro meses. 

Los machos de esta especie tienen un tamaño que va de 13 a 14 metros de largo, mientras que las hembras son más grandes y alcanzan de 15 a 16 metros de longitud. Llegan a pesar alrededor de 30 toneladas y viven hasta los 45 o 50 años.

Poderosas como atractivas, las ballenas jorobadas son consideradas como las más acrobáticas. A pesar de ser habitualmente solitarios, estos enormes cetáceos se reúnen en grupos para pescar y es ahí donde pueden apreciarse sus impresionantes desplazamientos cuando emergen y se sumergen en el mar, además de emitir sonidos espectaculares que pueden escucharse a una distancia de hasta 300 kilómetros. 

Se estima que durante la temporada de avistamiento, que va desde mediados de julio hasta finales de octubre, llegan a transitar más de 5,000 ejemplares de ballenas jorobadas que arriban desde la Antártida y ofrecen un bello espectáculo marino que pueden apreciarse en alta mar partiendo de las playas de Piura y Tumbes.

Además del avistamiento de ballenas jorobadas, los turistas pueden divisar también lobos marinos, delfines y tortugas marinas que de manera inofensiva se acercan a las embarcaciones generando un singular espectáculo natural en mar adentro. 

Los especialistas recomiendan que el mejor momento para apreciar el paso de las ballenas jorobadas y otras especies marina, es entre las 7 y las 11 de la mañana.

Finalmente, la provincia de Huaraz, en la región Áncash, que el 25 de julio celebrará su 165 aniversario de creación política; y la ciudad de Huamachuco, en la región La Libertad, donde tiene lugar, el 29 de julio, la tradicional “Parada del Gallardete”, actividad que marca el inicio de la Festividad de la Virgen de Alta Gracia, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación en el 2011.