Alimentos que pueden provocar un accidente cerebrovascular

0
450

Redacción online

Hoy es común que muchas personas se vean afectadas por el sobrepeso, provocado por un consumo excesivo de alimentos con alto contenido de sal, grasa o azúcar. Este cuadro, según comenta el nutricionista Alex García, es el marco perfecto para que un accidente cerebrovascular (ACV) ataque nuestra salud.

Actualmente los ACV son una de las principales causas de muerte en el mundo. Los niños no están exentos de este mal y hoy un buen porcentaje de menores y adolescentes mantiene peligrosos niveles de colesterol, diabetes y presión arterial.

¿Qué lo provoca? En primer término los malos hábitos alimenticios, que sumados a la poca actividad física, y en el caso de los adultos al abuso del tabaco y el alcohol, producen un KO, que en un buen número de casos termina con saldos lamentables.

Si bien los ACV pueden evitarse con revisiones periódicas, lo más importante resulta la prevención. “Restringir alimentos dañinos es el primer paso. De nada sirve que nos hagamos un chequeo cada seis meses si diariamente abusamos de las frituras, de las gaseosas o el tabaco. Definitivamente los resultados serán negativos”, comentó García en declaraciones a elcomercio.pe. Por ello, te recomendamos eliminar de tu dieta los siguientes productos.

GASEOSAS Y JUGOS
Un solo vaso de gaseosa contiene más de cinco cucharadas de azúcar, al igual que algunos jugos artificiales envasados, por lo que su consumo en exceso eleva el nivel de los triglicéridos y el colesterol. Además, aumenta el riesgo de padecer enfermedades vasculares.

Según un estudio realizado en Estados Unidos, tomar una sola gaseosa diaria hará que en un lapso de cuatro años subas 4,5 kilos. “Estas bebidas poseen gran cantidad de fructosa y glucosa, azúcares simples que hacen daño al metabolismo, porque llegan más rápido al torrente sanguíneo”, señaló la nutricionista Rosa Salvatierra.

Las bebidas dietéticas no son la excepción. Los resultados indicaron que los individuos que beben diariamente una botella de estas gaseosas son 44% más propensos a sufrir una afección de ese tipo.

COMIDA RÁPIDA Y SNACKS
Según una nota publicada por la web Bio Bio, estos productos tienen un alto contenido de grasas trans, provocan el bloqueo de las arterías generando un aumento en concentraciones de lípidos y colesterol malo.

La tartrazina es un colorante sintético utilizado por algunos fabricantes para elaborar golosinas, bebidas, mezclas para sopas, helados, dulces, etc. Según estudios este es un insumo peligroso para la salud, causante de intoxicaciones cuando es ingerido en altas concentraciones y de forma constante.

La nutricionista Elizabeth Racacha, del Ministerio de Salud, explica que comer dulces en exceso genera una falsa sensación de estar satisfecho, pues eleva la glucosa sanguínea que da una información falsa al cerebro, lo que al mismo tiempo inhibe el apetito.

CARNES PROCESADAS O AHUMADAS
Embutidos como el salame, tocino o las salchichas son muy peligrosos ya que están sometidos a procesos de conservación que implican grandes dosis de sodio y conservantes. El nitrato de sodio y nitrito afectan a los vasos sanguíneos, haciendo que las arterias se endurezcan y se estrechen.

CARNES ROJAS
“A pesar de los beneficios, estas carnes también contienen grasas saturadas. El exceso de estas en la dieta podría causar deterioro de la salud cardiovascular, aumento de colesterol total y el riesgo de infartos”, comentó el nutricionista Arnaldo Hurtado.

SOPAS DE SOBRE
Fideos de sémola de trigo, sal, almidón de trigo, hortalizas y verduras deshidratadas y diversos potenciadores del sabor. Estos son básicamente los ingredientes que presentan las sopas de sobre. En especial las altas concentraciones de sodio generan problemas en nuestro organismo. El abuso de sal está relacionado al incremento de presión arterial”, dijo García.