Alex Saab cooperó con la DEA antes de su arresto, según documentos judiciales

0
25

(CNN Español) — La de este miércoles parecía una audiencia de procedimiento para fijar una fecha de inicio del juicio contra Alex Saab, empresario colombiano a quien las autoridades de Estados Unidos consideran testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En efecto, se fijó un día tentativo para el inicio del juicio: será el 11 de octubre. Sin embargo, después de la audiencia la Corte Federal del Distrito Sur de Miami divulgó un documento judicial que reporta que Saab colaboró como fuente activa y confidencial de la DEA, la agencia antinarcóticos de Estados Unidos, entre el 27 de junio de 2018 y el 31 de mayo de 2019, y confesó haber pagado coimas a funcionarios venezolanos.

Esos documentos indican que Saab fue una fuente activa para las autoridades estadounidenses y que incluso entregó US$ 10 millones a la agencia como parte del acuerdo de cooperación.

En mayo de 2019 Saab no se presentó a una cita con funcionarios de la DEA ni tampoco se entregó, como estaba pautado. Por consiguiente, se canceló su estatus como fuente activa y confidencial del organismo.

Los documentos de la corte explican que esa fue la razón por la cual la Fiscalía del Distrito Sur de Miami le presentó cargos dos meses después.

Contactado por CNN, su abogado en Miami, Neil Schuster, declinó hacer comentarios. En cambio, su abogado en Washington, David Rivkin, dijo en un comunicado que Saab solo se reunió una vez con agentes federales, a quienes les explicó la naturaleza de sus negocios. Y añadió que el gobierno venezolano estaba al tanto de ese encuentro.

publicidad

CNN contactó también al gobierno venezolano en busca de reacciones. Hasta ahora no ha habido respuesta.

Saab fue detenido en Cabo Verde en junio de 2020 cuando el avión en que viajaba hacia Irán hizo escala para recargar combustible. Tras un juicio fue extraditado a EE.UU. en octubre de 2021 y enfrenta un único cargo de conspiración para el lavado de dinero.

Saab supuestamente habría aprovechado, según EE.UU., el control cambiario vigente entonces en Venezuela para obtener dólares subsidiados mediante documentos de importación falsos y fraudulentos para artículos y materiales de construcción que nunca se importaron a Venezuela, mediante sobornos a funcionarios venezolanos con dinero depositado en cuentas bancarias de EE.UU.

Saab siempre se ha declarado inocente de todas las acusaciones. Además, ha sostenido que es un perseguido político de EE.UU.

Los fiscales le pidieron al juez federal en Miami Robert Scola que mantuviese está información divulgada este miércoles en reserva; sin embargo, el juez decidió desclasificarla. El abogado Rivkin cree que esta divulgación es un intento para dañar los intereses de Venezuela.

El 4 de abril los abogados deberán apelar a la sentencia emitida por una Corte Federal de Atlanta, que rechazó el argumento de que Saab es un diplomático extranjero que no puede ser juzgado. El gobierno de Venezuela sostiene que Saab tenía estatus diplomático cuando fue detenido en Cabo Verde.

Ese proceso, según dijo el fiscal, podría tardarse más de un año en caso de que la defensa decida agotar todas las instancias legales. Entonces, la fecha del comienzo del juicio es solo tentativa.