Ajustada y polarizada disputa por la presidencia entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo

0
248

Perú decidió este domingo entre el izquierdista Pedro Castillo y la derechista Keiko Fujimori en una polarizada votación por la presidencia que se prevé muy ajustada.

El país está profundamente dividido entre dos candidatos opuestos en medio de una triple crisis: sanitaria, económica y política.

Los comicios más polarizados en décadas en el país siguen a una tormenta política que provocó que hubiera cuatro presidentes en cinco años, protestas y múltiples denuncias de corrupción contra políticos. Todo ello en medio de la pandemia de coronavirus que tiene a Perú como el país del mundo con más muertes per cápita.

En las últimas semanas Fujimori fue recortando la desventaja respecto a Castillo, según las encuestas, que señalan una situación de empate técnico.

Un reflejo de lo ajustado del resultado es la encuesta de boca de urna de Ipsos Perú publicada al cierre de la jornada y que dio a Fujimori una ligera ventaja de 50,3% frente al 49,7% de Castillo.

Castillo, un profesor de primaria de 51 años que propone reescribir la Constitución de Perú para fortalecer el papel del Estado en la economía, se ha convertido en la sorpresa de la elección y su ascenso genera incertidumbre a los inversionistas y las elites más acomodadas del país minero.

Se ha situado como el candidato del pueblo en un momento en el que la pandemia ha agudizado las desigualdades de un país que no ha hecho partícipes a todos del buen momento macroeconómico de los últimos años que disfrutó antes de la pandemia.

Fujimori, de 46 años e hija mayor del encarcelado exmandatario Alberto Fujimori, promete mantener el modelo de libre mercado en su tercer intento por llegar al poder y convertirse en la primera mujer presidenta de Perú.

Fujimori tiene una acusación fiscal de «lavado de activos» por presuntos aportes irregulares durante anteriores campañas presidenciales que ella niega. Si gana, el caso podría detenerse.

La elección se celebra en un momento en que el coronavirus ha desbordado a los hospitales con escasez de suministros y equipos médicos. El gobierno revisó hace unos días la cifra de muertos por el virus a 180.764, la mayor tasa de mortalidad del mundo por total de habitantes.

Perú además transitó una de sus peores crisis en noviembre de 2020 con tres presidentes en una semana y fuertes protestas que dejaron dos muertos, tras un duro choque entre el Congreso y el Gobierno.

Los encuestadores dicen que los votantes indecisos y los peruanos que viven en el exterior podrían definir la elección.

Los peruanos de el exterior constituyen casi el 4% de los 25 millones del padrón electoral. Solo el 0,8% votó en la primera ronda de abril.

Un resultado electoral demasiado estrecho podría ser puesto en duda por ambos candidatos, según analistas. En la elección de 2016, Fujimori perdió por apenas un 0,24% de los votos ante Pedro Pablo Kuczynski.