Menu

Así comenzó la irrigación La Esperanza en Huaral

Con más tierras irrigadas, y la expansión de cultivos como azúcar, algodón y arroz las haciendas se iban modernizando con nueva tecnología. Fue también durante el gobierno de Leguía que se terminó la Irrigación de La Esperanza, que hoy es la Comisión de Regantes de La Esperanza, perteneciente a la Junta de Riego Chancay Huaral.

La que fuere la Irrigación La Esperanza. Muchos de sus usuarios son usuarios “fundadores” que compraron las tierras al gobierno y no ex cooperativistas. Es la comisión con mayor cantidad de hectáreas del valle, así mismo tiene la mayor cantidad de hectáreas por parcela. Pese a su mayor extensión está dividida sólo en tres comités.

La Comisión de la Esperanza abarca 3,823.7 ha, de las cuales 3,497.13 ha son bajo riego. Su territorio esta a cargo de 693 usuarios. Es la comisión de regantes de mayor extensión en el valle, aunque la comisión de Retes – Naturales tiene más usuarios.

El tamaño promedio de sus predios es de 4.48 ha, superior al promedio de hectáreas en el valle que es 2.62 ha. La Irrigación La Esperanza data del gobierno de Leguía en el que el Estado vendió las tierras, adjudicando también las aguas. Un usuario que es propietario desde esta época y que llegó al valle de Huaral a los 20 años, el señor Augusto Rodríguez, cuenta que cuando llegaron todo era “desierto, lagartija y arañas” y que tuvieron que aprender a trabajar la tierra y saber que cultivar acá.

Del mismo modo cuando la familia Fukuda, otra familia de la Esperanza, llegó a este sector del valle tuvo que trabajar mucho pues en un inicio como expresó el señor Oscar Fukuda todo era un arenal. Entre los cultivos principales de esta comisión están los cítricos, la palta, la manzana y otros frutales. Es importante que en La Esperanza al menos el 10% de los predios cuentan con riego tecnificado.

En el país, entre la década del 50 y del 80 se iniciaron y continuaron importantes inversiones en irrigaciones: San Lorenzo, proyecto Chira-Piura, proyecto Tinajones, Proyecto Majes, proyecto Jequetepeque Zaña, entre otros.

Fuente: Cies.org.pe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

+ +