¿Nos hace cholitos?

1
654

Los mil y un viajes de Javier Alvarado por lo largo y ancho del Perú obedecerían a su intencionalidad por participar en las elecciones presidenciales de 2016, señalan algunos analistas. Pero el camino a la Casa de Pizarro exige derrochar ‘esfuerzo, sudor y lágrimas’ que podrían abrumar las ambiciones políticas del presidente regional. Aquí un croquis de sus periplos y jugadas mediáticas.

EGOCENTRICO
“Lo único que me falta es ser Presidente de la República”, declaró con una exultación irreconocible Javier Alvarado a Caretas, una de las revistas más influyentes del Perú que le dio cuatro de sus páginas en una nota titulada Una vida sin límites. Incluso, lanzó una expresión casi desafiante y anticipada: “Todo lo que me he propuesto en la vida lo he logrado”.
Esta confesión obliga a formular una pregunta en relación a ello: ¿Postulará Javier Alvarado a las elecciones presidenciales de 2016? Y si es así, ¿existe alguna relación entre sus aspiraciones políticas y su presencia masiva y continua en los medios de comunicación más poderosos y sus viajes por el interior del país?

EN CAMPAÑA PRESIDENCIAL
Así lo explica el experto en campañas de propaganda Luis Enrique Alvizuri: “[Para escalar posiciones en la clase política hay que hacer un] manejo de medios de comunicación. Ninguna labor puede ser percibida y rendir sus frutos si no se tiene al lado un mecanismo de difusión y repercusión.

De modo que es prioritario contar con el favor de la prensa, y para eso se debe llegar a un ‘entendimiento’ con esta, a consecuencia del cual se produce el conocido ‘toma y daca’. Una vez logrado, lo demás cae por su peso, puesto que la misma prensa se encarga de ‘sugerirle’ al futuro postulante [presidencial] cuáles son aquellas obras más efectistas para construir su ‘imagen’, dejando de lado otras que, si bien son más importantes, no generan la ‘percepción de estadista’ que busca”.
¿Será que Javier Alvarado comprendió el pragmatismo de este principio comunicacional? ¿Por eso en los últimos meses ha aparecido asiduamente en los mass media más influyentes para, así, edificar una imagen política a nivel nacional?

FIGURETISMO

Primero, causó sorpresa y polémica cuando en El Gran Show de Gisela Valcárcel (América Televisión) realizó una donación con la finalidad, según los analistas, de ‘venderse’ como un buen funcionario filántropo. También pretendería ser un gran impulsor del deporte (al aparecer su nombre en programas de Panamericana Televisión) y un estratega político (en las entrevistas en el programa Las cosas claras, que conduce Mariella Balbi por radio La Exitosa, la revista Caretas y Radio Nacional).

PRESIDENTE  REGIONAL TURISTA
Pero ¿por qué el presidente regional hace donaciones o regalos en Lima Metropolitana cuando en las zonas altoandinas de la región como Oyón o Canta los niños se mueren porque no tienen acceso a servicios sanitarios mínimos?
Lo que provoca mayor suspicacia ha sido la participación de Alvarado en la celebración del 82 aniversario de la reincorporación de Tacna a nuestro país, que presidió el presidente de la República Ollanta Humala Tasso. No menos categórico y mediático fue su estancia en Arequipa por los 471 aniversarios de la Ciudad Blanca, Arequipa. Y estos viajes por el interior del Perú explican la adquisición que hizo, el 26 de noviembre de 2009, Javier Alvarado de unos kits electorales –cuyo código es el PP00000986– con el propósito de recolectar firmas en las provincias y, de esta forma, lograr la inscripción de su partido Triunfa Perú para participar en las Elecciones Presidenciales 2016.
Ahora bien, cualquier ciudadano con sentido común se preguntaría ¿De dónde sale el dinero para las donaciones y recolección de firmas? Algunos presumen que provendrían de las arcas públicas del Gobierno Regional de Lima.

CUESTIONAN ACTITUD
Al respecto, el excandidato a la Presidencia regional de Lima Andrés Tello lanza una advertencia: “Rechazo cualquier uso indebido de los bienes públicos y de los recursos del pueblo en acciones personales. Durante las campañas del año 2006 y 2010 hemos sido testigos de cómo se han utilizado los recursos del Gobierno Regional en las aventuras reeleccionistas de los presidentes regionales. Lamentablemente, no hubo sanción alguna. Si hay pruebas en el caso [del presidente regional actual], es deber de la prensa denunciar estos hechos. Ojalá Javier Alvarado haga un deslinde claro y contundente”.
Del mismo modo, José Ramos, especialista en temas legales, manifiesta: “Si [Alvarado] está perpetrando actos en contra del Gobierno Regional, como utilizar indebidamente los recursos para una eventual postulación, debemos denunciarlo ante la Fiscalía y el Congreso, para que no queden impunes”.
Por su parte, Alvizuri señala que “no debe extrañar que hasta el más mínimo funcionario –como Javier Alvarado– aspire, utilizando su gestión, obtener el apoyo y la popularidad necesaria para soñar con ser el ‘próximo outsider’”.
Que Alvarado lo haga por todo el Perú evidencia, otra vez, su Caja de Pandora.

Fuente: Diario Chaski – Huacho

Leer nota completa de la revista caretas