Menu

Chef huaralino fue testigo de atentado terrorista en Londres

Los Tejos

Eugenio Mateo Fernández, huaralino de nacimiento de 54 años, ya estaba por cerrar el local Tito’s Peruvian Restaurant, donde es uno de los chefs estrella. Él no lo sabía, pero una furgoneta blanca había atropellado a varias personas en el emblemático Puente de Londres, a pocos metros de su centro de trabajo.

“De repente entraron dos personas llenas de sangre pidiendo auxilio. La casa estaba llena, todos cenaban. Mi hijo cerró la puerta y dijo a los comensales que se tiren al piso”, cuenta.


Eran cerca de las 10 de la noche en la capital inglesa y el local se preparaba para funcionar como discoteca, pero esta finalidad se vio interrumpida tras la desesperación y el llanto de los clientes al entender que el hecho se trataba de un posible atentado.

“Si el asesino hubiese entrado al restaurante, se hubiese armado la masacre, había más de 30 personas… Mi hijo pudo ver al hombre con un cuchillo muy grande”.

Eugenio vive junto a su hijo Saamir en Londres. Él es chef de otro local y esperaba a que su padre terminara de trabajar para tomar juntos unos tragos.

“Yo estaba en la cocina y salí cuando la gente empezó a gritar. Vi a gente tirada en el piso con mucho miedo, dos de ellos con sangre. Mi hijo los ayudaba, yo opté por cerrar todas las puertas”.

La noche inglesa se llenó de sangre y desesperación por la alerta de sospechosos que, armados de cuchillos, apuñalaban a las personas que se encontraban a su paso. El primer incidente ocurrió en el Puente de Londres, a 20 minutos del trabajo de Eugenio, quien logró salir con vida gracias a la rápida acción de la policía.

“Llegaron los agentes policiales al local y nos escoltaron siete cuadras lejos del restaurante. Ellos tenían miedo de que podamos ser atacados”.

La zona donde trabaja Eugenio “es una zona tranquila”, según explica. Su trabajo se encuentra al costado de una estación policial y nunca necesitó de seguridad particular.

El chef peruano que decidió salir de su natal Huaral hace 14 años para trabajar por su familia pudo ver al Perú de la década de los 90 en el atentado en Londres.

“Recordé cuando no podíamos salir a la calle por culpa de los terroristas en Perú… Tras lo ocurrido aquí, estoy muy mal. Ver cuerpos llenos de sangre me afectó demasiado. Felizmente no nos pasó nada”.

Eugenio nos cuenta que a pesar de la ola de atentados que vive Londres, no piensa dejar su trabajo ni el país.

“Pienso seguir trabajando aquí. Hay que seguir adelante. Conseguir trabajo en el extranjero es muy difícil”, confiesa.

El chef peruano quiere dormir, pero no puede. Las escenas sangrientas y de horror que vivió en el lugar donde trabaja no logran salir de su mente. Lleva 6 horas sin descansar y hace 2 acaba de llegar a su casa, aunque vive a solo 15 minutos del local que, como otras zonas de la capital inglesa, vivieron horas de temor y de angustia en un atentado con firma terrorista, que afecta a un país golpeado por el Estado Islámico, hasta ahora.

Leave a Reply