Menu

Conozca detalles del procedimiento sancionador por daños al patrimonio cultural

Los Tejos

000239376M

El Reglamento de Sanciones Administrativas por Infracciones en contra del Patrimonio Cultural de la Nación, publicado hoy en el Diario Oficial El Peruano, establece un conjunto de acciones que forman parte del procedimiento administrativo sancionador, con tipificaciones y clasificaciones que se detallan a continuación.

La sanción administrativa tiene carácter punitivo y disuasivo, cuya finalidad es castigar la conducta infractora y contribuir al resarcimiento por el daño causado al bien integrante del Patrimonial Cultural de la Nación.

Se consideran infracciones en los siguientes casos: cuando el tenedor y/o propietario de un bien integrante del Patrimonio Cultural de la Nación no haya solicitado el registro del bien ante el organismo competente; cuando se produzca daño al mismo; cuando se intente sacar del país un bien considerado Patrimonio Cultural sin autorización o certificación que descarte su condición de tal.

Del mismo modo, cuando el tenedor de un bien cultural de otro país intente introducirlo en el Perú sin la certificación que autorice su salida del país de origen; cuando se promueva y realice excavaciones en sitios arqueológicos o cementerios, o se altere bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación sin tener la autorización correspondiente del Ministerio de Cultura o la certificación que descarte la condición de bien cultural.

También, cuando se ejecute una obra pública o privada en un inmueble integrante o vinculado al Patrimonio Cultural de la Nación sin contar con la autorización previa, o cuando a pesar de contar con tal autorización se comprueba que la obra se ejecuta incumpliéndose las especificaciones técnicas aprobadas por el Ministerio de Cultura.

Tipos de sanción administrativa

Son sanciones administrativas la multa, incautación o decomiso y la paralización y/o demolición. La multa consiste en una sanción pecuniaria impuesta por trasgresión de normas que protegen el Patrimonio Cultural de la Nación, mientras que laincautación contempla la privación de la posesión de bienes culturales.

Por su parte, el decomiso considera la pérdida de propiedad del bien cultural en favor del Estado; en tanto que la paralización significa el detenimiento o interrupción de obras ejecutadas en inmuebles integrantes o vinculados al Patrimonio Cultural de la Nación. La demolición consiste en la destrucción parcial o total de obra ejecutada en inmuebles integrantes o vinculados al Patrimonio Cultural de la Nación.

Según la norma, cuando una misma conducta califique como más de una infracción, se aplicará la sanción prevista para la infracción de mayor gravedad.

Criterios de valoración de las faltas

Los criterios para valorar las infracciones al Patrimonio Cultural de la Nación son la reincidencia y la pertinacia. En el primer caso ocurre cuando el infractor vuelve a cometer la misma infracción en el mismo bien integrante del Patrimonio Cultural de la Nación, dentro de los cuatro años siguientes de haber quedado firme la resolución que impuso la sanción anterior. En el segundo caso, si la infracción se comete dentro del período de cuatro años de haber quedado firme la resolución que impuso la sanción por la infracción anterior.

En tanto, se considera como reiteración al acto repetitivo de incumplir la normatividad en dos o más veces antes de ser sancionado por el órgano competente del Ministerio de Cultura.

Presunción legal

Los bienes materiales de la época prehispánica, virreinal, republicana, así como los paleontológicos, independientemente de su condición de propiedad pública o privada, que tengan la importancia, valor y significado que establece la Ley Nº 28296(Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación) y los tratados y convenciones sobre la materia de los que el Perú sea parte, se presumen que tienen la condición de bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación, por lo que la responsabilidad por su afectación está dentro de los alcances del reglamento publicado hoy.

La presunción que un bien integre el Patrimonio Cultural de la Nación, será notificada al administrado mediante acta y/u oficio, la misma que deberá incluir la importancia, valor y significado de dicho bien cultural.

La presunción es un acto administrativo de mero trámite que queda sin efecto con el acto administrativo resolutivo de declaración, conforme lo establece el Art. III del Título Preliminar de la Ley 28296

Leave a Reply