Menu

Asesinan en penal de Carquín a testigo clave en caso narco indultos

Los Tejos

Jacqueline Bruno testigo narco indulto

Fuente: Diario16

 

El penal de Huacho informa primero que fue un suicidio, pero la necropsia confirma que la interna Jacqueline Bruno (35) fue asesinada a golpes. La Fiscalía investiga el crimen de reclusa que supuestamente iba a revelar quién le pagó para que ataque a una testigo protegida

La mujer que golpeó hasta hacerle perder el ojo derecho, a la testigo protegida Carmen Delgado, supuestamente por encargo del APRA, fue asesinada a golpes, a inicios de octubre de este año, en el penal de Huacho, cuando estaba a punto de revelar los nombres de las personas que la contrataron para atacar a Delgado.

La Fiscalía de Huacho ha iniciado una investigación sobre el extraño asesinato de la interna Jacqueline Bruno Peña (35), quien era un personaje clave para descubrir a los conspiradores, supuestamente vinculados al APRA, que le encargaron golpear y hacerle perder el globo ocular derecho a la testigo protegida del caso narcoindultos, Carmen de Guadalupe Delgado.

¿Quién era Jacqueline Bruno y por qué era un personaje clave? La fémina, que con su muerte ha dejado huérfanos a sus tres hijos, fue la interna que, en mayo de 2011, le lanzó un palo en el ojo derecho a Carmen Delgado.

Lo hizo para que ella desistiera de seguir denunciando al expresidente de la Comisión de Gracias Presidenciales, Miguel Facundo Chinguel, por el supuesto cobro de más de 100 mil dólares a más de diez internas del Penal de Mujeres de Chorrillos (ex Santa Mónica) a cambio de recibir sus conmutaciones.

La agresión ocurrió cuando Delgado y Bruno se encontraban en un ambiente aislado del Penal de Chorrillos.

Bruno aprovechó un descuido de Delgado –según su testimonio brindado a diario16–, simuló una pelea con otra interna, y le tiró el objeto contundente sobre su pómulo derecho, comprometiéndole la vista.

La víctima fue llevada al Tópico de la cárcel, pero la lesión se complicó y finalmente perdió el globo ocular derecho, ya que ese sensible órgano visual quedó como si fuera una pelotita desinflada: inservible.

Un detalle para tomar en cuenta es que si bien, en aquella fecha, Delgado no era testigo protegida de la Megacomisión –como lo es ahora–, ya había tenido el valor de denunciar al ‘hombre probo’ de Alan García, Miguel Facundo Chinguel, debido a que, según ella, le pidió 5 mil dólares a cambio de la entrega de su conmutación o reducción de pena.

No obstante, la mujer solo le entregó mil dólares y, por ello, según su denuncia, que posee este medio, no recibió su conmutación.

Delgado desenmascaró a Facundo Chinguel nada más y nada menos que con su propio jefe, Alan García.

Su denuncia la realizó, por escrito, a través de 17 cartas que envió al despacho presidencial de García, entre los años 2008 y 2010.

Extraño crimen

Pero volvamos al momento del crimen de Jacqueline Bruno. Según la denuncia por delito de homicidio –presentada ante la Fiscalía Provincial Penal de Huacho y clasificada como caso Nº 3036-2013–, la hermana de la mujer asesinada, Maritza Eusebio Bruno Peña, recibió una llamada telefónica a las 06:00 p.m. del 3 de octubre de este año.

Una persona de sexo femenino –añade el documento– que dijo “ser asistenta social de dicho penal le informó que su hermana “se había suicidado ahorcándose en su celda”.

Al día siguiente, la hermana de la víctima viajó a Huacho y se dirigió a la morgue del hospital regional de dicha ciudad, donde, según le informaron, se encontraba el cadáver.

“Grande fue mi sorpresa al constatar que lo informado por esa persona del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) no era verdad, sino que mi hermana había sido asesinada dentro de dicho penal”, añadió.

Un hecho que le llamó la atención y que hizo notar en su denuncia es que los medios de prensa locales informaron la muerte de Jacqueline Bruno como si fuera un suicidio, basándose en información brindada por el INPE.

Además, el examen de necropsia indica que la mujer murió “por hemorragia intraabdominal masiva debido a agente duro contundente”, o sea, por golpes con un objeto a la altura de la cintura.

Además, el certificado de defunción del la RENIEC confirma que el cuerpo estaba “policontuso”, es decir,  presentaba múltiples golpes.

Las fotografías tomadas al cadáver (ver imágenes) muestran detalles de los diversos moretones en el cuerpo de la mujer.

El pasado 10 de octubre, la hermana de la víctima presentó la denuncia, ante la Fiscalía Provincial Penal de Huacho, por el delito de homicidio contra el director del penal de Carquin (Huacho) y contra quienes resulten responsables del hecho.

El abogado de la familia, Fernando Reyes, viajará la próxima semana a Huacho para seguir de cerca las investigaciones de la Fiscalía.

 

“Una persona del APRA la iba a ayudar”

En el mes de mayo de este año, Jacqueline Bruno fue trasladada, al penal de Huacho, por problemas de conducta.

En los dos años que pasaron desde la fecha de su agresión, Carmen Delgado nunca se volvió a cruzar cara a cara con Bruno, pero sí recibía, a través de emisarios, más amenazas para que no denuncie lo que sabía a la Megacomisión. Pero Delgado no hizo caso.

No obstante, cuando ya estaba en Huacho, la ahora difunta le mandó a decir, a través de una persona que visitó el recinto de Santa Mónica, que quería darle los nombres de las personas que la mandaron a agredir en mayo de 2011, y que eran del partido aprista. Al parecer, estaba arrepentida.

Sin embargo,  Delgado no le creyó y evitó mantener algún tipo de comunicación con Bruno, ya que pensaba que se podía tratar de una coartada para que sufra otra agresión.

Este medio se contactó, además, personalmente con la otra hermana de la víctima, Raquel Bruno, quien aseguró que Jacqueline sí tuvo acercamiento con una persona, supuestamente del partido aprista, y que en mayo le confesó que quería hacer una denuncia.

A continuación reproducimos parte del diálogo de este periodista con Raquel Bruno.

-¿Cuándo fue la última vez que vio a su hermana con vida?

Fue en mayo.

¿Y qué le dijo?

Quería la copia de su sentencia por la que cumplía condena para que recupere su libertad. Ya tenía más de la mitad de la condena cumplida (cuatro de siete años de sentencia). Yo le dije que ya había hecho todo lo posible, pero que el expediente se encuentra detenido en la Corte Suprema debido a la apelación de dos de los coprocesados en la denuncia por la que estaba presa por lesiones”.

-¿Es verdad que una persona vinculada al APRA la estaba ayudando?

Ella, al ver que yo no la ayudaba en ese aspecto, debido a que no se podía, me dijo que tenía un conocido, un contacto…

-Un contacto del APRA…

Sí. “Yo creo que tú estás hablando tonterías, ¿qué estás hablando?”, le dije.

-Además, quería revelar algo…

Sí, me dijo que quería hacer una denuncia.

 

“Más de 10 presas pagaron más de 100 mil dólares por su conmutación”

En esta nueva entrevista con Carmen Delgado, la interna explica que no solo Jacqueline Bruno quiso silenciarla, sino que hay otras presas que pretender pretenden hacerlo. Su vida corre riesgo y la Defensoría del Pueblo le está otorgando protección.

-¿Qué es lo que usted ha denunciado a la Megacomisión?, ¿cuándo lo hizo?

Fue en marzo de este año. Denuncié la corrupción de Miguel Facundo Chinguel.

-¿Cuántas presas del Penal de Mujeres de Chorrillos pagaron dinero para recibir sus conmutaciones en el segundo gobierno de García?

Fueron más de diez internas y todas juntas pagaron más de 100 mil dólares. He dado todos los nombres.

Juan Carlos Chamorro

jcchamorro@diario16.com.pe

Leave a Reply