Menu

La fiscalía confirmó que iban a ingresar celular a celda de Fujimori

Los Tejos

El pasado jueves, a las 10:30 a.m., una joven y guapa mujer acudió al penal de la Diroes para encontrarse con el sentenciado ex presidente Alberto Fujimori. Dijo que le llevaba el desayuno, y que no era la primera vez que lo hacía, pero esta vez no pasó de la puerta, pues entre sus pertenencias le encontraron un celular escondido en una bolsa de kiwicha.

La joven, identificada como Ana María Cárdenas Manchego-Muñoz (35), declaró poseer tres celulares y los dejó en el área de resguardo, pero cuando le revisaron su cartera y la bolsa que llevaba en sus manos, el personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) le halló un Galaxy S4 color blanco. Todo indica que este iba a ser usado para que Fujimori grabara en video un mensaje por el Día del Padre, el cual fue finalmente escrito a mano y enviado el domingo a algunos medios de comunicación.

Según la denuncia 636-2013 que elaboró el titular de la Tercera Fiscalía Penal de Santa Anita, César Espinoza, la mujer reconoció que el celular le pertenecía, solo que había olvidado registrarlo. Una historia diferente es la que cuentan los agentes del INPE María Vera Bonifacio y Christian Miranda Romero, quienes se percataron del objeto oculto. Ambos declararon que, una vez descubierta in fraganti y en un descuido, la detenida cogió la bolsa de kiwicha y la vació en un inodoro que está en un costado de la zona de registro.

Los agentes de la comisaría de Ate también recuerdan el incidente de aquel jueves, no solo porque fueron convocados por el fiscal Espinoza para trasladar a Ana María Cárdenas a sus instalaciones, sino por la insistencia del congresista Julio Gagó por saber su situación legal. “Él estuvo indagando por ella. Nosotros solo hicimos el atestado por el delito que correspondía y la pasamos al fiscal”, indicaron.

Gagó y el mismo Kenji Fujimori también fueron vistos en la Diroes apenas se detuvo a Cárdenas e intentaron interceder por ella.

Cárdenas, quien registra 20 visitas a la Diroes en lo que va del año, cada una con tres horas de duración, es hoy procesada por el delito contra la administración pública, que se sanciona con una pena de cuatro a seis años. El Juzgado Penal de Turno le dio comparecencia y continúa la investigación.

Ana María Cárdenas es una joven y guapa arquitecta que se jacta en las redes sociales de sus viajes por el Caribe y Europa. No tiene bienes a su nombre ni inscripción partidaria, pero Gagó asegura que es simpatizante fujimorista.

“Hace como año y medio la vemos en las actividades del partido. El jueves yo fui a la Diroes, me encontré con Kenji y al salir vimos que la joven estaba siendo detenida, por eso quisimos saber qué pasaba. Esa bolsa de kiwicha no existe, esto es sin duda una cortina de humo del INPE”, aseguró. Lo mismo opinó Kenji Fujimori, pero los documentos los desmienten.

Tratamos de hablar con Cárdenas pero no fue posible. Sin embargo, allegados a su familia indicaron que su abogado ya ha entablado una demanda penal contra el INPE por falsa denuncia.

El acta de ocurrencias, suscrita por el personal del INPE que fue testigo de los hechos, confirma que el incidente se registró a las 10:30 a.m. del jueves 13 de junio.

La fiscalía confirmó que iban a ingresar celular a celda de Alberto Fujimori

Leave a Reply