Menu

Allan Wagner: Chile no ha logrado demostrar límite marítimo que alega

Los Tejos

El agente peruano Allan Wagner inició la presentación de los alegatos de nuestro país ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya, respecto al diferendo marítimo con Chile.

En su presentación, el embajador subrayó que “no existe ningún tratado” de límites que establezca la frontera marítima con Chile.

“La causa del Perú ante esta Corte estriba en que la limitación marítima entre Perú y Chile nunca se ha delimitada y que, en ausencia de tal delimitación, esa frontera ha de quedar determinada por su Corte”, refirió.

En tal sentido, Wagner señaló que, en los alegatos presentados por Chile, el vecino país “no ha logrado demostrar ni dónde ni cuándo quedó establecido el límite marítimo que esa parte alega”.

“En contraposición con los alegatos presentados por Chile, no existe ningún tratado ni tampoco acuerdo por el que se establezca una frontera marítima entre Perú y Chile”, refirió.

Contexto histórico
Wagner Tizón explicó que, para entender la postura peruana, es necesario referirse al contexto histórico que dio origen a este diferendo.

En tal sentido, el embajador peruano recordó que, en 1947, Chile publicó una Declaración y Perú un Decreto Supremo “respecto de la extensión de su jurisdicción a una distancia de 200 millas desde la costa”.

Estos documentos, explicó Wagner, reflejaban el objetivo común “de proteger los derechos marítimos de cada uno de los Estados, de cara al momento de la pesca ballenera y de otras especies fuera de sus costas”.

“Ninguno de los documentos se preocupaban de las fronteras laterales con los Estados vecinos.
En el Decreto Supremo del Perú, de 1947, no se incluye nada respecto a la frontera lateral que siguiera un paralelo de latitud ni otra línea cualquiera”, acotó.

Luego, Wagner trajo a colación la Declaración de Santiago, firmada por Perú, Chile y Ecuador en 1952, mediante la cual se ponía de manifiesto una política común de Perú, Chile y Ecuador de cara a la comunidad internacional, “destinada a defender y proteger sus recursos vivos marítimos que estaban siendo explotados por grandes flotas balleneras y pesqueras”.

En tal sentido, refirió Wagner, mediante la Declaración de Santiago “estos tres Estados proclamaron su jurisdicción hasta una distancia mínima de 200 millas marítimas de sus costas”.

“Como la defensa de Perú explicará, la Declaración de Santiago nada tenía que ver con las fronteras laterales. Se ocupaba de la extensión de 200 millas de las zonas marítimas de los tres Estados, de cara a las actividades depredadoras tanto balleneras como de pesca de otras especies por parte de flotas extranjeras”, sentenció.

Sobre el punto cuatro de la Declaración de Santiago, que según Chile delimita las fronteras marítimas, Wagner Tizón aclaró que este artículo “solamente se ocupa de los derechos marítimos correspondientes a las islas”.

“En el punto cuatro no se delimitaban las fronteras marítimas entre el Perú y Chile ni entre el Perú y el Ecuador. Simplemente se declaraba por ese punto que, cuando había islas situadas dentro de las 200 millas marítimas de la zona marítima general de otro de los Estados signatarios, la zona marítima de tales islas se vería delimitada por el paralelo de latitud correspondiente al punto final de la frontera terrestre de los dos Estados”, detalló.

Tras referir que esta situación existe únicamente en el caso de Perú y Ecuador, debido a la existencia de islas próximas a sus costas, Wagner apuntó que la delimitación marítima no quedó establecida por la Declaración de Santiago, sino recién en mayo de 2011.

Confianza en la Corte
Allan Wagner señaló que el Perú confía en que la decisión que adopte en su momento la Corte de La Haya resolverá el último tema pendiente con Chile, para que ambos países puedan tener un futuro de paz.

“El Perú confía en que la decisión dictada por esta distinguida Corte resolverá el último tema fronterizo que todavía existe entre Perú y Chile, permitiendo a nuestros dos países disfrutar de un futuro común de paz y bienestar para nuestros pueblos”, remarcó.

Además, resaltó ante el tribunal, que preside el eslovaco Peter Tomka, que ambos países participan juntos en los procesos de integración en América Latina.

“El fomento de la integración regional ha sido siempre uno de los principales objetivos de la política exterior del Perú para contribuir al bienestar, unidad y cooperación entre las repúblicas americanas”, mencionó.

Cabe precisar que, al inicio de su exposición, Wagner declaró su admiración por el extinto ex mandatario peruano José Luis Bustamante y Rivero, ex presidente de la Corte de La Haya y uno de los grandes promotores de la tesis de las 200 millas marítimas.

Leave a Reply