El gato de 18 kilos, que sorprendió al mundo por su obesidad mórbida, murió la tarde del sábado debido a una dificultad para respirar.

Gato gordo sorprende en Kansas| RPP

 

Miau, el gato que captó la atención de los medios por su obesidad, murió la tarde del sábado en la Sociedad Protectora de Animales de Santa Fe de Kansas (Estados Unidos), donde su anciana dueña lo dejó tras no poder hacerse cargo del pesado animal.

La mascota de dos años, pesaba 18 kilos, cuando un gato de su edad solo llega hasta poco más de 5 kilos. Su caso venía siendo estudiado en el refugio de animales, pero la muerte le llegó antes de tiempo, debido a una dificultad para respirar. 

Su fallecimiento fue anunciado este lunes por el director ejecutivo de la Sociedad Protectora de Animales, María Martín, en Facebook.

“Estoy devastada al compartir con ustedes que la dificultad respiratoria que Miau estuvo experimentando la semana pasada le quitó la vida”, escribió Martin.

“A pesar de cuatro diferentes veterinarios trabajaban con Miau, nosotros fuimos incapaces de detener la progresión de lo que resultó ser una falla pulmonar”, explicó.

“Miau era uno de esos gatos maravillosos cuya personalidad era tan grande como su cuerpo”, dijo Martin a la revista People. “Estamos totalmente destrozados”, expresó.

El felino fue abandonado por su dueño, de 87 años de edad, a finales de abril.Él había ido perdiendo peso mientras vivía en el refugio, y estaba aprendiendo a ser más móvil.

Aunque lo parecía, no se trataba del gato más gordo del mundo, pues ese récord lo tiene el australiano Himmy, que pesa poco más de 21 kilos.