Menu

Detenciones echan más leña al fuego en Espinar

Los Tejos
SIN SALIDA. Alcalde Oscar Mollohuanca fue detenida sin orden de captura. Lo llevaron a Cusco en helicóptero y hasta el cierre de esta edición permanecía retenido. Los demás dirigentes y manifestantes salieron en libertad después que el Poder Judicial rechazó prisión preventiva.

Miguel De La Cruz. 

Enviado especial. 

La posibilidad de que se retome el diálogo entre la provincia cusqueña de Espinar y el Gobierno, ayer volvió a romperse. La causa, la detención del alcalde provincial Óscar Mollohuanca Cruz, autoridad que pese a los cuestionamientos debía formar parte de las conversaciones. En la víspera también retuvieron al presidente del Frente Único de Defensa de los Intereses, Herbert Huamán, y otra veintena de manifestantes. Hasta el cierre de esta edición todos recuperaron su libertad, menos el burgomaestre.

La retención de la autoridad se produjo a las 09.30 hrs. Un contingente policial de más de 100 efectivos irrumpió en el local de la municipalidad provincial para arrestarlo. Más tarde se sabría que la Policía no tenía ninguna orden de arresto para ejecutar esa orden.

Mollohuanca se reunía con los regidores luego que el presidente regional Jorge Acurio Tito lo convenciera para que retome sus funciones como alcalde. Mollohuanca había pasado  a la “clandestinidad” luego de los violentos hechos del lunes que dejaron dos muertos y decenas de heridos entre civiles y policías. 

Después de la intervención policial, Acurio negó en forma tajante que haya facilitado la intervención policial. El  mandatario regional precisó que el primer ministro, Óscar Valdés, le había pedido allanar el camino para el arribo de una Comisión de Alto Nivel. Esta ya está conformada y la preside el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal. Acompañarán los ministros de Energía y Minas, Jorge Merino, y el titular de Vivienda, René Cornejo.

Unos minutos después, Valdés desconoció a Acurio como interlocutor válido del gobierno. La autoridad regional respondió: “Señor Premier, usted me dio su tarjeta personal con su número de teléfono, está con su puño y letra para que yo pueda ser su interlocutor. Hablemos claro”. Agregó que se sentía traicionado y engañado por. Además afirmó  en tono severo que el arresto era ilegal y echaba más leña al fuego en el conflicto social.

Casi se prende la mecha

De inmediato, la indignación e impotencia se apoderaron de los espinarenses. Había un grupo que se había apostado en las afueras para presenciar el regreso de Mollohuanca a la comuna. Quisieron defenderlo  cuando los policías se lo llevaban.

El burgomaestre no opuso resistencia. Lo condujeron a la comisaría instalada en el campamento de Xstrata Tintaya. Allí se le tomó su manifestación. Se levantó un acta fiscal. Jorge Acurio y la congresista Verónika Mendoza estuvieron presentes. Lo acompañaron en todo momento para evitar cualquier maltrato.

Más tarde, bajo el argumento de ampliar la investigación,  lo trasladaron a Cusco en helicóptero. 

La nave llegó al aeropuerto a las cinco de la tarde. A esa misma hora, fueron liberados los siete detenidos trasladados a la Ciudad Imperial en la víspera. 18 habían sido puestos en libertad en Sicuani la noche del martes. Herbert Huamán no quiso salir del local policial mientras no le devolvieran los documentos y las tarjetas de crédito que la policía incautó. Se retiró a las seis de la noche. El Juzgado de Espinar rechazó la solicitud fiscal de ampliar la prisión preliminar de los detenidos para que sigan bajo custodia durante siete días. 

El dirigente reiteró que Xstrata Tintaya genera una grave contaminación y que la demanda del “pueblo  de Espinar es justa”. Refirió asimismo que la dirigencia está llana a dialogar. Denunció a la Policía de agresiones. 

Mollohuanca fue conducido a la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), ubicado en el distrito de Santiago. “Mi detención es injusta, no he hice nada”, sostuvo la autoridad edil. Se le notaba decaído. Tenía una hinchazón en el lado izquierdo de su rostro. La Policía le impidió dar declaraciones.

Por la mañana en la Ciudad Imperial, 300 estudiantes de la Universidad Nacional de San Antonio Abad salieron a protestar. Exigieron la liberación de los siete detenidos que habían sido internados de madrugada en la Dirincri. En la Plaza de Armas incendiaron un ataúd con el nombre de Xstrata Tintaya, acusándola de provocar las muertes.

LLORAn por SUS MUERTOS

Mientras Óscar Mollohuanca pasaba por su prolongado interrogatorio, los familiares de Walter Sencia Ancca (24), uno de los dos campesinos fallecidos, lo enterraban en el cementerio San José de Yauri, capital provincial.  Walter dejó una esposa embarazada de 4 meses y tres hermanos menores que dependían de él. Su entierro fue concurrido. Más de 300 personas lo despidieron. “Manzanita presente”, fue el grito de sus amigos payasos, oficio en el que se desempeñaba.

Por la mañana su ataúd, junto al de la otra víctima, Rudecindo Manuelo Puma (27), fueron paseados por las principales arterias de la ciudad. Espinar siguió llorando a sus muertos durante toda la mañana. El cadáver de Rudecindo seguía siendo velado. Recién hoy será llevado al distrito de Coporaque  para ser enterrado. Delia, su esposa, pidió apoyo de las autoridades y de la empresa minera. ♣

 

Claves

Ante el arresto de Mollohuanca, la primera regidora de Espinar, Silvia Luna Huamaní, asumirá las funciones de alcaldesa de la Municipalidad Provincial de Espinar.

Antes de ser arrestado, Óscar Mollohuanca negó que se hayan utilizado los dineros y bienes del municipio para apoyar las protestas contra Xstrata. 

Indicó que la Policía y la minera se habrían confabulado para “sembrar” las bombas molotov que fueron encontradas en un auto de seguridad ciudadana.

Leave a Reply