Menu

Comando Conjunto gastó sin licitación 49 millones en equipamiento para el Vrae

Los Tejos
Incluye la contratación de una compañía israelí para asesorar a las FFAA en la lucha contrasubversiva por 12 millones de dólares.

Ángel Páez

y María Elena Hidalgo

Más de 49 millones de soles en adquisiciones y contrataciones sin licitación en bienes y servicios destinados a los militares que luchan contra Sendero Luminoso en el valle de los ríos Apurimac y Ene (Vrae), gastó el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas entre 2009 y 2011, de acuerdo con un informe del Ministerio de Defensa.

El reporte del Mindef indica que el CCFFAA, para evitar el trámite riguroso de las licitaciones, optó por recurrir a la figura de la “exoneración” para comprar directamente a compañías nacionales y extranjeras.

El Comando Conjunto argumentó que aprobó las “exoneraciones” por la urgencia del requerimiento de los bienes, ya que en el Vrae se vive una situación de guerra. Pero la versión no es rigurosamente cierta.

Por ejemplo, en el 2010, el CCFFAA adquirió mediante la fórmula de la “exoneración” 1,470 cascos de combate Kevlar IIIA por 620 mil 129 soles a la compañía “Defense Bureau”. Más de dos años después, por divergencias entre la empresa  y el Comando Conjunto, los cascos todavía no llegan al país.

Las “exoneraciones” se aplicaron en el periodo de la gestión de los generales de división EP Francisco Contreras Rivas (2009-2010) y Luis Howell Ballena (2011-2012).

De acuerdo con el informe del Mindef, el Comando Conjunto carecía de atribuciones para efectuar adquisiciones y contrataciones. Esto explicaría por qué se registraron irregularidades en algunas compras, como en el caso de 20 camiones portatropas de manufactura alemana a la compañía serbia “Yugo Import” por  3.4 millones de soles. La operación se congeló cuando La República reveló que existía sobreprecio.

Fuentes del Comando Conjunto, ahora bajo la jefatura del vicealmirante José Cueto Aservi, informaron que en adelante no se harán adquisiciones y contrataciones, precisamente debido a los episodios señalados. 

Poco antes de terminar su gestión, el ministro de Defensa, Alberto Otárola, anunció la constitución de una Agencia Central de Compras Militares, dependiente del Mindef, para transparentar los procesos de adquisiciones y contrataciones, y terminar así con los escándalos de corrupción.

De acuerdo con fuentes del Mindef, el CCFFAA ha ejecutado compras por licitación o por exoneración sin contar con un sustento legal. 

“En ninguna de sus funciones se establece que deba dedicarse a la preparación ni equipamiento de fuerzas, menos a la adquisición de recursos materiales para tales fines, ya que dichas actividades son funciones de las instituciones armadas en el marco de la Política de Defensa y del Proceso de Planeamiento Estratégico de la Defensa”, señala en reporte del Mindef.

Esto explica por qué el pasado 23 de abril, la Contraloría General de la República denunció penalmente a ocho oficiales del Comando Conjunto por haber favorecido a las empresas “Prolac” y “Jadar” en la compra de raciones de campaña, que luego se comprobó contenían deficiencias.

Un reciente informe de la Contraloría ha detectado una nueva irregularidad en la compra de lentes polarizados protectores de sol y arena, por parte del CCFFAA. Por cada lente se pagó 286 soles, pero los auditores de la Contraloría detectaron que en el mercado nacional “lentes de igual o superior calidad se venden a 21, 25 y 26 soles, y en el mercado colombiano el equivalente a 18 soles”. Es decir, se vendieron con un sobreprecio de 250 soles por unidad.

En este caso la empresa proveedora fue “Jadar”, la misma de las raciones de campaña.

El Mindef ha detectado que en varios casos de adquisiciones por “exoneración” hay una alta frecuencia de incumplimiento de las empresas.

Estos hechos indican que en el Vrae, el peor enemigo no es el terrorismo sino la corrupción en las compras y contrataciones militares.❧

Una millonaria asesoría israelí
 

Una de las contrataciones sin licitación más cuantiosas efectuadas por el CCFFAA fue el asesoramiento de la empresa israelí Global CST, con el propósito de entrenar a los comandos del Ejército que luchan en el Vrae.

La asesoría extranjera no estaba prevista en el plan anual del Comando Conjunto, pero gestiones de alto nivel en Palacio de Gobierno facilitaron la contratación en el 2009. El Ejército había opinado que no era necesaria la mencionada contratación de servicios.

Bajo la conducción del ex jefe de Operaciones del ejército israelí, el general Israel Ziv, la empresa dirigida por este ex oficial llegó al país por recomendación de un ex ministro aprista.

 

Leave a Reply