Aumento de sueldo mínimo resulta insuficiente para canasta familiar mensual

Expertos recomendaron que frente a esta realidad dos personas, dentro de una familia de cuatro integrantes, deben laborar. Horas extras y empleos adicionales ayudan a los hogares a mejorar sus ingresos.

Carlos Bessombes.

El gobierno ayer oficializó el incremento de la Remuneración Mínima Vital (RMV) a partir del 1º de junio de este año, lo que aliviará directamente los sufridos bolsillos de más de 200 mil trabajadores, que tendrán S/. 75 más que llevar a sus hogares.

Sin embargo, especialistas consultados por La República advirtieron que aún con este incremento, con el que la RMV pasa de S/. 675 a S/. 750, en el Perú no se puede tener una vida digna con esta cantidad.

En opinión de Julio Gamero, ex viceministro de Trabajo, el costo de la canasta de pobreza para el caso de Lima con una familia de cuatro personas es de S/. 1.400 mensuales, por lo que es necesario que al menos dos miembros de la familia ganen el mínimo vital, y aún así sería insuficiente.

“Esa canasta permite medir la pobreza o no, y se determina a partir de la canasta alimentaria la misma que se pondera con el consumo promedio de las personas. Sin embargo, esta queda corta”, señaló.

En la misma línea, el ex Ministro de Trabajo Fernando Villarán afirmó que también es necesario analizar el mercado laboral del país.

“Para determinar un sueldo mínimo se hace un balance entre necesidades de la familia y condiciones del mercado de trabajo”, explicó.

Agregó que antes no se consideraban dos sueldos por familia, pero ahora dadas las nuevas condiciones del mercado laboral, donde las mujeres hoy tienen más presencia, es más frecuente encontrar familias donde dos personas trabajan, con lo que se estaría más cerca de un presupuesto familiar.

CONFIEP APOYA MEDIDA

Según Julio Gamero, un hogar puede sustentar gastos familiares a través de ampliación de la jornada laboral o tener un segundo e incluso hasta un tercer empleo.

“Por eso es que en el caso de Lima según información para el 2010, el 44% de todos los que trabajan en la capital laboran más de 48 horas a la semana“, apuntó.

Añadió que en algunos casos se trabajan horas extras en el mismo empleo formal, donde en vez de 8 horas diarias se trabajan 12.

“Si no combinan el empleo formal con el informal, ocurren ambos casos en nuestro mercado laboral”, dijo.

Se debe señalar que la Confiep emitió un comunicado en el que respalda el incremento de la RMV, ya que se da con un contexto técnico y en un crecimiento sostenido del país.

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply