Menu

Los sánguches peruanos más calóricos y dañinos para nuestra salud

Los Tejos

Muchos creen que los sánguches peruanos, por el simple hecho de ser criollos están fuera de la categoría de comida peligrosa (entendiéndose por peligrosa, su alta carga de calorías y grasas) y que al ser consumidos en exceso y de manera frecuente pueden ser tan dañinos como una hamburguesa salida de unfast food.

Pese a que el chicharrón, el asado o el pavo, tiene una ventaja en comparación a las carnes procesadas y sometidas a modificaciones, estos productos poseen una carga importante de calorías y grasas, que consumidos de manera inadecuada puede provocar sobrepesodiabetes o enfermedades cerebrovasculares.

Faviola Jiménez, directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición, señala que hacer una diferencia entre productos saludables y no saludables es un poco complicado. Incluso asegurar que los platos de comida peruana son 100% sanos es un error. “Esa valoración dependerá en gran medida del estilo de vida de las personas y el metabolismo de cada una de ellas”, comentó en declaraciones a elcomercio.pe.

“Si consumimos una gran cantidad de carbohidratos y no tenemos una rutina de ejercicios, es muy posible que caigamos en sobrepeso. Hay que empezar a balancear los alimentos, controlar la cantidad de calorías, grasas y proteínas, para darnos cuenta de los que consumimos”.

SÁNGUCHES
“Ningún extremo es correcto, los especialistas en nutrición no podemos satanizar estos sánguches peruanos, pero es importante que los cocineros y los restaurantes establezcan políticas nutricionales”, dice.

La nutricionista agrega que existen muchas alternativas saludables tanto en insumos como en formas de preparación. Sin embargo, estas no son la mayoría. “El tamaño de la porción y las unidades que consumimos son también un factor a tomar en cuenta”,

Resalta que no se trata de fomentar las discrepancias entre nutrición vs. sabor y que el objetivo es unir esfuerzos para comer de manera saludable pero también rico.

Por ejemplo, el pan con chicharrón promedio compuesto por 25 gramos de carbohidratos, 30 gr. de grasa y 9 de proteínas equivale a 441,4 kilocalorías (kcal). Si a este sánguche le agregamos una porción de camote frito (50 gr.) y la infaltable salsa criolla (20 gr.) estaríamos consumiendo un total de 644,2 kcal. Dos de estos panes sumarían 1.288 Kcal, la mitad de los que nuestro organismo necesita al día (2.400).

El pan con jamón tiene una similar composición: 25 gramos de carbohidratos, 328 gr. de grasa y 15 de proteínas equivale a 423.4 kcal. Súmale la salsa criolla y el ají molido: 437 kcal.

El sánguche de pavo posee 385 kcal en total. Si eres de los que le añade cremas al pan, el número de calorías finales se multiplica exponencialmente: una sola cucharadita de mayonesa le agrega 100 kcal más. La mostaza y el kétchup (10 gr de cada una) equivalen a 20 kcal. En total un sánguche promedio tendría entre 500 y 600 kcal.

La butifarra y el pan con asado tampoco se quedan atrás. El primero tiene 350 y el segundo 303 kcal.

Así que ya sabes, si deseas comerte un sanguchón trata de no excederte en las porciones y que estas comidas no sean parte de tu dieta diaria.

Leave a Reply