Gobierno cede ante mineros informales y autoriza venta de oro por dos años más

Más de cinco mil pasajeros de las rutas Lima, Arequipa, Moquegua y Tacna quedaron varados en la carretera por bloqueos en la Panamericana Sur. En la noche PCM comunicó de avances de las negociaciones.

Edward Quispe. Enviado especial

Manuel Mamani Chocca tiene 74 años y sufre de cáncer al pulmón. La noche del lunes, partió de Arequipa rumbo a Lima donde tenía programada hoy una cita en el hospital Almenara. Ayer estuvo varado más de 13 horas a la salida de Ocoña- Camaná, kilómetro  782 de la carretera Panamericana Sur. Al igual que él, cinco mil pasajeros de las rutas  a Lima, Arequipa, Moquegua y Tacna estaban en la misma situación  por las protestas de los mineros informales que bloquearon la vía desde la madrugada. 

“Quiero que nos dejen pasar. Tengo que someterme a una biopsia”,  reclamaba indignado el pasajero.

La Panamericana Sur fue tomada en cinco tramos por quince mil informales. Hubobloqueos de Tambillo hasta Alto Siguas, La Planchada, Puente Ocoña, Yauca y Chala. Eran trabajadores de los asientos informales de Condesuyos, Camaná, Caravelí, provincias arequipeñas donde se concentra el grueso de estos trabajadores que en Arequipa superan los 50 mil.

Manuel y dos viajeros más conversaron con Idelfonso Gonzales Vilca, coordinador de la Federación Unica de Mineros Artesanales de Arequipa, para  exigirle una tregua de dos horas que les permita salir de Ocoña. La respuesta fue negativa a pesar que había bebés, niños, ancianos muriendo de hambre en pleno desierto.

Turistas europeos y norteamericanos que iban rumbo a Lima no entendían lo que ocurría. El idioma era una barrera enorme para comprender el sentido de la protesta. Lo que sí sabían es que estaban a punto de perder sus vuelos de regreso a sus países de origen. Con esa experiencia, ¿querrán volver de paseo al Perú?

Los pasajeros que tenían urgencia de viajar a Lima se la jugaron y apelaron a los transbordos. Suspendidas las salidas de buses del terminal terrestre de Arequipa, milagrosamente aparecieron las miniband. Esas unidades llegaban hasta Tambillo, riberas del río Siguas, lugar del primer bloqueo. A este lugar desde la Ciudad Blanca las tarifas se incrementaron de S/. 7 a S/. 15. Con su equipaje el pasajero debía subir hasta el Pedregal caminando y treparse a un colectivo informal hasta Camaná.

En el Pedregal, los cinco mil agricultores de la irrigación Majes no pudieron entregar su  producción de leche a la planta acopiadora.

El contingente policial destinado era muy escaso. No superaban ni los mil para despejar las vías controladas por los 15 mil informales.

NO DARÁN SU BRAZO A TORCER

Idelfonso Gonzales Vilca dijo que a pesar del malestar de los pasajeros, no darían su brazo a torcer y se mantendrían firmes en el bloqueo de la carretera principal hasta que el gobierno cumpla con suspender los decretos legislativos. Estas normas declaran a la minería informal fuera de la ley, penaliza a los infractores y les impide que comercialicen el oro, el principal metal que se extrae en las minas informales.

Los gremios también demandan que los terrenos donde trabajan en forma ilegal sean revertidos. El 98% de denuncios en donde laboran los informales tienen otros propietarios. “Trabajamos en minas de terceros. Ellos son los que deberían tributar al Estado con el mismo dinero que  nos descuenta cuando les  vendemos el oro”, aclaró.

En la noche, a las redacciones de los diarios llegó un comunicado de la Presidencia del Consejo de Ministros en donde se anuncia la decisión del Gobierno de permitir la comercialización del oro por dos años mientras se consolida la formalización de los mineros informales y artesanales. El acuerdo fue fruto del acuerdo con dirigentes del sector de Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Piura y La Libertad.

El titular de Minería dijo que el Presidente Ollanta Humala ha dispuesto además que se les preste todo el apoyo necesario para la comercialización para lo cual intervendrá la empresa estatal Activos Mineros y se contará con el financiamiento del Banco de la Nación.

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply